Arrabe Asesores
· Área Privada
· Área Privada
 
 
¿Olvidó su contraseña?
Cancelar

Boletín: Nº 11 - Noviembre 2010

Haciendo clic en el titular de cada noticia, tendrá acceso al detalle de la misma.

Detalle del Boletín nº 11 - Noviembre de 2010

  • Hacienda enviará notificaciones solo por internet a partir de 2011.

    Un real decreto que acaba de aprobarse establece que 1,2 millones de compañías -la mayor parte son sociedades anónimas y limitadas- estarán obligadas a recibir las notificaciones de Hacienda solo por internet.

    Gaspar Caballo, director del Departamento de Gestión Tributaria, explica como será este proceso. En los próximos meses, las compañías recibirán una carta de Hacienda, -quizás la última por correo ordinario- y se les asignará un correo electrónico que a partir de ese momento, será la única vía para recibir las notificaciones fiscales de la Agencia Tributaria.

    Por cuestiones de seguridad, Hacienda no remitirá los mensajes al correo habitual de las compañías. Sino que serán las empresas las que deberán acceder a la página web de la Agencia Tributaria y allí tendrán un correo asignado.

    Ello obligará a las sociedades a entrar en su buzón cada diez días, ya que este es el margen que existe desde que la Agencia Tributaria envía una notificación hasta que la empresa confirma que la ha recibido. En caso contrario, se considerará rechazada, lo que conlleva que Hacienda inicie procedimientos de apremio y aplique sanciones. Con todo, las compañías tendrán la posibilidad de activar un sistema de alerta que les avisará en caso de que la Agencia Tributaria les haya enviado una notificación a su buzón.

    En cualquier caso, el proceso de asignar un correo electrónico se iniciaría en breve aunque puede demorarse más allá del año. Finalmente, los autónomos -pequeños empresarios cuyos beneficios tributan por el IRPF en lugar del impuesto sobre sociedades- no se verán afectados por la medida. Sin embargo, Hacienda no descarta que en el futuro pueda obligarse a relacionarse solo por internet a "las personas físicas que pertenezcan a los colectivos que, por razón de su capacidad económica o técnica, dedicación profesional u otros motivos acreditados, tengan garantizado el acceso y disponibilidad de los medios tecnológicos precisos".

    Volver Arriba

  • El Estado registró hasta octubre un déficit de 31.263 millones de euros, un 47,3% menos que en el mismo periodo de 2009El Estado registró hasta octubre un déficit de 31.263 millones de euros, un 47,3% menos que en el mismo periodo de 2009.

    El Estado registró hasta el mes de octubre un déficit de 31.263 millones de euros en términos de contabilidad nacional, lo que equivale a un 2,96% del PIB, según el avance de los datos de ejecución presupuestaria que ha presentado hoy en su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña. Este saldo negativo de las cuentas estatales es inferior en un 47,3% al registrado en el mismo mes del año pasado, cuando el déficit acumulado ascendía a 59.309 millones de euros, equivalentes al 5,63% del PIB, y es coherente con la previsión de reducción del déficit del Estado para el conjunto del ejercicio.

    El déficit registrado a la finalización del mes de octubre es resultado de unos recursos no financieros acumulados durante los diez primeros meses del año de 115.697 millones de euros, frente a unos gastos no financieros que alcanzaron los 146.960 millones de euros.

    En términos de caja, una metodología contable que anota los ingresos y pagos realizados en el momento en el que se hacen efectivos, el Estado presentó un desequilibrio de 34.850 millones de euros, frente al saldo negativo de 57.602 millones que se registró en el mismo periodo de 2009.

    En las cifras de ingresos no financieros se aportan datos del conjunto de las Administraciones Públicas, antes de descontar la participación de las Administraciones Territoriales (CCAA y corporaciones locales), al objeto de que se pueda realizar un análisis más completo.

    Los ingresos no financieros totales ascendieron hasta el mes de octubre a 151.658 millones de euros, lo que supone un incremento del 8% respecto al mismo periodo de 2009. Los ingresos impositivos, que representan el 92% del total, muestran una tasa de crecimiento del 10,9%. En esta evolución positiva inciden varios factores: las medidas de consolidación adoptadas en materia fiscal (supresión parcial de la deducción de hasta 400 euros, elevación del tipo de retención aplicable a las rentas del capital, aumento de impuestos especiales e IVA), que hasta la fecha han proporcionado unos ingresos de 5.220 millones de euros; la mejora de la coyuntura económica y el descenso de las devoluciones por IVA, motivado por el nuevo sistema de devolución mensual que supuso un adelanto de las devoluciones por este impuesto en el pasado ejercicio.

    Los impuestos directos habían generado al cierre del mes de octubre unos ingresos de 77.147 millones de euros, lo que supone una disminución del 0,8% respecto al año pasado, debida, principalmente, a la menor recaudación por el Impuesto de Sociedades. Los impuestos indirectos, por su parte, presentaron en el mismo periodo un crecimiento del 29,3%, impulsado por el buen comportamiento del IVA. El resto de los ingresos no financieros del Estado ascendieron a 11.114 millones.

    Por figuras impositivas, el IRPF acumula una recaudación de 57.301 millones de euros, lo que representa un alza del 5,4% respecto a 2009. Este incremento se explica por el aumento del 5% de los ingresos por retenciones del trabajo y el descenso de las devoluciones en un 7,1%, consecuencia de las menores solicitudes, que compensan el efecto negativo sobre la recaudación de las menores retenciones por rentas del capital.

    El Impuesto de Sociedades ingresó en los diez primeros meses del año 16.516 millones de euros, un 19,5% menos que en el mismo periodo del año precedente por el retroceso en las liquidaciones anuales del impuesto y en los pagos fraccionados realizados hasta octubre.

    El IVA generó durante los diez primeros meses del año casi 14.000 millones más que en el mismo periodo de 2009 y cerró octubre con una recaudación acumulada de 44.344 millones de euros, lo que supone un incremento del 44,8% respecto al ejercicio anterior, sensiblemente superior al 35,9% previsto en el avance de liquidación para este año recogido en el proyecto de Presupuestos para 2011. La disminución de las devoluciones en un 32,8% como consecuencia de los menores importes solicitados de IVA anual y los mayores ingresos por aplazamientos concedidos en periodos anteriores explican, en parte, esta positiva evolución, en la que también influyen el aumento de las bases imponibles debido a la mejora de la situación económica y la elevación de los tipos impositivos, que ya ha proporcionado 1.430 millones

    Los impuestos especiales mejoraron sus ingresos en un 2,6% y aportaron 16.537 millones a las arcas públicas hasta el mes de octubre. Destacan los incrementos de recaudación en el Impuesto sobre el Tabaco (2,4%), que se explica exclusivamente por la elevación de los tipos impositivos, y en el Impuesto sobre hidrocarburos (1,8%), afectado igualmente por el aumento del tipo medio respecto al año anterior.

    En lo que se refiere a los pagos no financieros, éstos sumaron 146.746 millones al cierre del mes de octubre, lo que supone una caída interanual del 0,3% respecto a los 147.119 millones que se habían pagado hasta octubre de 2009.

    El efecto de las medidas de restricción del gasto se percibe en todos los capítulos, a excepción del de gastos financieros, que crece debido al mayor volumen de deuda en circulación. Los gastos de personal crecen apenas un 1,4% en el año. Los gastos corrientes caen un 3,2%; las transferencias corrientes lo hacen en un 2,2%; las transferencias de capital, un 11,4%; mientras las inversiones reales se apuntan un retroceso del 13,7%.

    Volver Arriba

  • Los médicos de la Seguridad Social podrán emitir altas médicas durante el primer año de los procesos de Incapacidad Temporal.

    El Boletín Oficial del Estado ha publicado una Resolución de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social, por la que se establece que los médicos de la Seguridad Social, del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) y del Instituto Social de la Marina (ISM), podrán emitir alta médica durante el plazo máximo de 365 días de los procesos de Incapacidad Temporal (baja laboral), en idénticas condiciones que la Inspección de Servicios Sanitarios de la Seguridad Social o su equivalente del respectivo Servicio Público de Salud.

    Con anterioridad a la norma publicada en el BOE, durante el primer año de la baja laboral, eran los médicos del Servicio Público de Salud quienes expedían el alta, mientras que los médicos del INSS e ISM sólo podían comunicar intenciones o propuestas de alta médica ante la Inspección de Servicios Sanitarios de la Seguridad Social y órgano equivalente del respectivo Servicio Público de Salud de cada Comunidad Autónoma.

    A partir de la entrada en vigor de la Resolución, cuando el alta sea expedida por el INSS o por el ISM, serán estas entidades las únicas que podrán emitir, a través de sus propios médicos, una nueva baja médica por la misma o similar patología o si se produce en el plazo de 180 días siguientes a la citada alta.

    Las Direcciones Provinciales que asumen estas competencias son las detalladas en la Ley General de la Seguridad Social: Álava, Albacete, Alicante, Almería, Ávila, Badajoz, Baleares, Burgos, Cáceres, Cádiz, Castellón, Ciudad Real, Córdoba, Coruña, Cuenca Granada, Guadalajara, Guipúzcoa, Huelva, Huesca, Jaén, León, La Rioja, Lugo, Madrid, Málaga, Murcia, Navarra, Orense, Asturias, Palencia, las Palmas, Pontevedra, Salamanca, Santa Cruz de Tenerife, Cantabria, Segovia, Sevilla, Soria, Teruel, Toledo, Valencia, Valladolid, Vizcaya, Zamora, Zaragoza y las Ciudades de Ceuta y Melilla.

    Volver Arriba

  • Hacienda rechaza subir la fiscalidad empresarial y los impuestos especialesHacienda rechaza subir la fiscalidad empresarial y los impuestos especiales.

    Carlos Ocaña respondió con un contundente "no" a la pregunta de si el Gobierno elevaría el impuesto sobre sociedades. La respuesta del secretario de Estado de Hacienda en el Foro CincoDías tranquilizó a los empresarios y a la patronal CEOE, que temía que en la previsión de ingresos del impuesto sobre sociedades para el año 2011 se hubiera incluido una subida impositiva aún no anunciada.

    Por otro lado, Hacienda mantiene que el tributo que grava los beneficios empresariales no sufrirá un recorte de tipos. Y si bien Carlos Ocaña ha defendido en diversas ocasiones "limpiar" de deducciones el impuesto sobre sociedades, el Gobierno se plantea a corto plazo ningún cambio en un tributo que aportará al Estado este año en torno a 14.650 millones de euros, 5.500 millones menos de lo previsto inicialmente por el Gobierno.

    De hecho, por primera vez desde 1999, los ingresos derivados de la fiscalidad empresarial serán inferiores a los impuestos especiales, tributos que Ocaña aseguró que tampoco subirán en 2011. Sin embargo, en este aspecto, las dudas son mayores, ya que el Gobierno nunca anuncia con antelación un aumento de los impuestos especiales.

    Ocaña, respecto a la subida del IVA -incremento que definió como un acierto-, alertó de que si el Gobierno no hubiera optado por esa medida fiscal, los mercados y la presión internacional habrían exigido un tipo impositivo más alto. El secretario de Estado de Hacienda quiso desvincular el aumento del IVA en julio del estancamiento de la economía en el tercer trimestre y alegó que el efecto sobre el consumo "no ha sido relevante". Aun así, reconoció que los contribuyentes habían adelantado sus decisiones de compra de productos como la vivienda o los coches para sortear el alza fiscal.

    Acerca del tributo más importante por recaudación, el IRPF, Ocaña aseguró que no le preocupa la disparidad de tipos impositivos entre distintos territorios. A partir de 2011, las rentas superiores a 175.000 euros tributarán al 49% en Cataluña, al 48% en Andalucía o Extremadura y en Madrid aplicarán el gravamen más bajo, del 44,9%. El secretario de Estado de Hacienda rechazó que esta asimetría pueda alentar la deslocalización de personas físicas o elevar el fraude para tributar en territorios con menor fiscalidad. Con todo, un contribuyente que gane 699.000 euros -el sueldo medio de un directivo del Ibex- pagará en Cataluña 20.800 euros más por renta que en Madrid.

    Volver Arriba

  • Solo un 28% de los convenios colectivos evita que se pierda poder adquisitivo Sólo un 28% de los convenios colectivos evita que se pierda poder adquisitivo.

    La crisis se nota cada vez más en el bolsillo de los asalariados que han tenido la suerte de conservar su empleo. Pese a la que caía en 2008 y 2009, los sueldos resistieron y subieron más que los precios. Este año la situación se ha invertido. Hasta octubre, las retribuciones pactadas en los convenios apenas han crecido un 1,3%; los precios, un 2,3%. Conclusión: muchos trabajadores acabarán 2010 perdiendo poder adquisitivo de no mediar corrección alguna. Lo que sucede es que el mecanismo habitual de corrección, la cláusula de revisión salarial, ha perdido mucho terreno este año. Apenas un 28% de los convenios registrados en el Ministerio de Trabajo hasta octubre la contenían; el año pasado, la mitad.

    Si los números se observan con detalle, estas cifras aún pueden corregirse a la baja. En España hay 15,4 millones de asalariados, pero no todos disfrutan de convenio colectivo (hasta octubre, 6,2 millones). Así que los 2,5 millones de trabajadores que hasta el momento se pueden acoger a las cláusulas de garantía -el otro nombre con el que se conocen- suponen apenas el 16% de toda la población asalariada y el 41% de la que cuenta con convenio.

    "Básicamente lo que pasa es que la inflación lleva dos años por debajo del 2%", analiza José Ignacio Pérez Infante, de la Comisión Consultiva de Convenios, que recuerda que en años pasados cuando los precios aflojaban la presión, también bajaba el número de convenios con cláusulas. Pero este año la inflación ha repuntado. La subida del IVA y la de la tarifa eléctrica han tirado del IPC y eso contribuirá a que muchos pierdan poder adquisitivo.

    Volver Arriba

¿Te gusta esta página? Recomienda este sitio en tus redes sociales