Arrabe Asesores
· Área Privada
· Área Privada
 
 
¿Olvidó su contraseña?
Cancelar
Fuente: Elaboración propia 20 Febrero 2018

La importancia de la correcta elección del Sistema de pagos fraccionados a cuenta del Impuesto sobre Sociedades

Las pymes y grandes empresas se enfrentan cada inicio de ejercicio fiscal ante la disyuntiva de la correcta elección de la modalidad de pagos fraccionados a cuenta del Impuesto sobre Sociedades. Esta decisión es fundamental para la salud financiera de la empresa al afectar directamente en la planificación tributaria de las mismas de tal manera que dicha elección puede tener consecuencias muy diversas para la empresa.

Agencia Tributaria
Agencia Tributaria

Desde Arrabe Asesores, como expertos en asesoramiento fiscal – contable desde 1.964, les asesoramos para una correcta elección de la modalidad de pagos fraccionados a cuenta del Impuesto sobre Sociedades.

Así, para los periodos impositivos iniciados a partir del 1 de enero de 2018, las empresas podrán optar entre las diferentes y tradicionales modalidades de pago fraccionado debiendo efectuarse durante los primeros 20 días naturales de los meses de abril, octubre y diciembre del año en curso. Las distintas modalidades del Sistema de pagos fraccionados a cuenta del Impuesto sobre Sociedades son los siguientes:

- Modalidad estándar: Regulada en el artículo 40.2 de la Ley sobre el Impuesto sobre Sociedades. Se calcula el pago fraccionado aplicando un porcentaje fijo del 18% sobre la cuota íntegra del último periodo de declaración que estuviese vencido. Esta modalidad se aplicará por defecto, siempre que no se aplique la modalidad siguiente del artículo 40.3 de la Ley sobre el Impuesto sobre Sociedades.

- Modalidad del artículo 40.3 de la Ley sobre el Impuesto sobre Sociedades: Regulado en el artículo 40.3 de la Ley sobre el Impuesto sobre Sociedades El importe de los pagos fraccionados del ejercicio se calcula en función de la base imponible del periodo de los 3, 9 u 11 primeros meses del ejercicio respecto del que se efectúe cada uno de los pagos fraccionados.

Respecto a la segunda modalidad hay que destacar que se aplica a los siguientes sujetos:

- Con carácter obligatorio para las empresas cuyo volumen de operaciones en el año anterior hubiera excedido de 6 millones de euros, debiendo comunicar tal circunstancia a la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) mediante declaración censal a través del Modelo 036.

- Con carácter voluntario es aconsejable a aquella entidades que no superando el volumen de los 6 millones de euros, prevean una disminución del resultado en el ejercicio 2017, respecto al obtenido en los ejercicios 2015 y 2016, que haya quedado inactivas en 2017, que el volumen principal de operaciones se produzca en la parte final del ejercicios (actividades agrícolas o de temporada) o que presenten gran incertidumbre respecto a 2017.

Esta modalidad es desaconsejable para empresas de nueva constitución, durante el primer ejercicio de actividad.

Si se desea modificar la modalidad en la que está encuadrado la empresa dentro del Sistema de pagos fraccionados a cuenta del Impuesto sobre Sociedades se deberá hacer mediante el correspondiente Modelo 036 durante el mes de Febrero de 2017 donde se comunicará a la AEAT el cambio de modalidad para el cálculo del pago a cuenta de Sociedades.

Si desea que desde Arrabe Asesores llevemos a cabo esta gestión puede contactar con nuestro Departamento Fiscal en el teléfono 91 714 04 89.

Otras noticias que le pueden resultar de interés:

- Modelo 347: Plazos y presentación durante 2018

- 10 novedades fiscales que han entrado en vigor en 2018

¿Te gusta esta página? Recomienda este sitio en tus redes sociales