Arrabe Asesores
· Área Privada
· Área Privada
 
 
¿Olvidó su contraseña?
Cancelar
Fuente: Elaboración Propia 23 Agosto 2017

La empresa no puede eliminar la “pausa para el bocadillo” sin acuerdo con el trabajador

El tiempo de trabajo destinado a la famosa “pausa para el bocadillo” de los trabajadores siempre ha generado cierta controversia tanto para los empresarios como para los trabajadores, especialmente después de que la última sentencia del Tribunal Supremo establezca que la empresa no podrá unilateralmente eliminar la “pausa para el bocadillo” de sus trabajadores.

Pausa para el bocadillo
Pausa para el bocadillo

Así lo establece la última sentencia del Tribunal Supremo del pasado día 13 de Julio de la magistrada Segoviano Astaburuaga que rechaza que la empresa pueda dejar de considerar como tiempo efectivo de trabajo la “pausa para el bocadillo” de forma unilateral, independientemente de que esté recogida o no en el convenio de aplicación de la empresa.

En la sentencia se fija que si la sentencia recurrida hubiera considerado que tal descanso constituía una condición más beneficiosa, el empresario por su única voluntad no podría haber cambiado la consideración de dicho descanso como tiempo no trabajado”. Sin embargo es necesario que el trabajador denuncie esta situación ya que “el mero ajuste de la jornada efectuado por el empresario no requiere acudir al procedimiento del artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores.

De este modo, en el caso en cuestión, la empresa habría admitido que en el calendario laboral se computaran siete minutos y medio de la “pausa para el bocadillo” como tiempo efectivo de trabajo y todo esto hasta 2.014. A partir de esa fecha y de forma unilateral por parte de la empresa, la “pausa para el bocadillo” dejó de ser tiempo efectivo de trabajo pasando la jornada de 224,5 a 228,12 días de trabajo.

Frente a esta decisión, el Tribunal Superior de Justicia de Valencia estableció que la eliminación unilateral de la “pausa para el bocadillo” suponía una modificación sustancial de las condiciones de trabajo contemplada en el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores.

Sin embargo, al no haber sido esto denunciado por los trabajadores, el TS admitió en su sentencia la modificación unilateral de la consideración de la “pausa para el bocadillo” ya que los trabajadores no tienen derecho a tener una jornada anual inferior a 1.768 horas de trabajo efectivo.

En consecuencia, el TS establece que el empresario no podrá eliminar unilateralmente la “pausa para el bocadillo” si es un beneficio que se ha dado a los trabajadores de manera tradicional y, en el caso de que lo elimine, si los trabajadores lo denuncian no se le permitirá al empresario eliminar ese beneficio.

Otras noticias que le pueden resultar de interés:

- ¿Puede el empresario obligar a sus trabajadores a recuperar el tiempo de “bocadillo” o “café”?

- ¿Qué novedades laborales han entrado en vigor con la aprobación de los PGE de 2.017?

¿Te gusta esta página? Recomienda este sitio en tus redes sociales