Arrabe Asesores
· Área Privada
· Área Privada
 
 
¿Olvidó su contraseña?
Cancelar
Fuente: Elaboración propia 25 Septiembre 2014

¿El inquilino indemnizará al arrendador si desiste del contrato de alquiler?

Un inquilino puede desistir del contrato de arrendamiento que comparte con su arrendador en cualquier momento sin tener que indemnizar por ello al propietario de la vivienda siempre y cuando dé un preaviso de 30 días de antelación y siempre que hayan transcurrido seis meses desde el comienzo del contrato de alquiler.

Esto es así gracias a la última reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) 4/2013 de medidas de flexibilización y fomento del mercado del alquiler de viviendas y con efectos desde el día 6 de junio de 2013. Pero esto no siempre ha sido así, con antelación a esta reforma, el inquilino sólo podría desistir del contrato de arrendamiento sin pagar ninguna indemnización cuando la duración de éste fuera superior a 5 años y siempre que se avisara con 2 meses de antelación.

 En los alquileres de vivienda, ¿puede pactarse que si el inquilino deja el piso antes de plazo, deba indemnizar al propietario con más de un mes de renta?

A pesar de lo que establece la LAU, el arrendador puede añadir al contrato de alquiler una cláusula en la que se establezca que, si el arrendatario desiste del contrato antes de tiempo y no preavisa, al menos, con un mes de antelación, deba indemnizar al arrendatario. Esta indemnización debe ser una cantidad equivalente a una mensualidad de la renta en vigor por cada año del contrato que reste por cumplir. Si los periodos de tiempo son inferiores a un año, la indemnizará se calculará en proporción al tiempo restante.

Por el contrario, no será válida la cláusula que establezca una indemnización para aquellos casos en los que se desista del contrato de arrendamiento habiendo dado un preaviso de más de un mes de antelación.

De este modo, si no hay pacto entre las partes y el inquilino desiste anticipadamente del contrato de alquiler, éste no tendrá que abonar al propietario ninguna indemnización. En cambio, si las partes han pactado que, si se desiste del contrato anticipadamente sin dar un preaviso de, al menos un mes, el inquilino deberá abonar al propietario una indemnización equivalente a una mensualidad de la renta en vigor por cada año del contrato que reste por cumplir. Finalmente, no será posible pactar una indemnización para los casos en los que el inquilino desista avisando con más de un mes de antelación. 

 

¿Te gusta esta página? Recomienda este sitio en tus redes sociales