Arrabe Asesores
· Área Privada
· Área Privada
 
 
¿Olvidó su contraseña?
Cancelar
Fuente: Elaboración propia 17 Junio 2013

Supuestos para la aplicación de la Inversión del Sujeto Pasivo de IVA en las ejecuciones de obra

En el caso de que existan varios contratistas principales, lo relevante a estos efectos es que la ejecución de obra llevada a cabo en su conjunto por todos ellos tenga esta consideración, sin que haya que atender a que cada una de las ejecuciones de obra llevadas a cabo por cada uno de los contratistas sean aisladamente consideradas como de urbanización, construcción o rehabilitación.

La DGT aclara algunos de los supuestos que más dudas generaban
La DGT aclara algunos de los supuestos que más dudas generaban

La Dirección General de Tributos (DGT), en la consulta vinculante V1020-13 de 1 de abril de 2013, analiza diferentes requisitos para la aplicación en el IVA de la inversión del sujeto pasivo en las ejecuciones de obra inmobiliaria.

En concreto, se trata de una sociedad que tiene como actividad principal la ejecución de obras mediante subcontratación de unidades de obra con los contratistas principales. Se expide factura por unidades de obra ejecutadas y la forma habitual de pago establecida es mediante pagaré o confirming a 180 días. 

En este caso se consulta a la DGT sobre la aplicación del supuesto de inversión del sujeto pasivo previsto en el artículo 84.Uno.2º.f) de la Ley 37/1992 del IVA a las operaciones efectuadas por la entidad consultante. 

La DGT analiza los diversos aspectos de la cuestión de los cuales, podemos destacar los siguientes para su información:

Requisito subjetivo: Condición de empresario o profesional del destinatario de las operaciones

Es necesario que el destinatario de las operaciones actúe con la condición de empresario o profesional en los términos previsto en el artículo 5 de la Ley del IVA. Procede aplicarlo también respecto a los entes públicos, a las personas físicas, a las asociaciones, cooperativas y demás entidades sin ánimo de lucro o a las sociedades mercantiles que tendrán la condición de empresarios cuando ordenen un conjunto de medios personales y materiales, con independencia y bajo su responsabilidad, para desarrollar una actividad empresarial o profesional, sea de fabricación, comercio, de prestación de servicios, etc., mediante la realización continuada de entregas de bienes o prestaciones de servicios, asumiendo el riesgo y ventura que pueda producirse en el desarrollo de la actividad. 

En particular, los entes públicos, las personas físicas, las asociaciones, las cooperativas y las demás entidades sin ánimo de lucro, es necesario que comuniquen expresa y fehacientemente al contratista principal que están adquiriendo el bien o servicio en su calidad de empresario o profesional. La comunicación no será necesaria en los supuestos en los que los anteriores no actúen con la condición de empresario o profesional, en cuyo caso no operará el supuesto de inversión del sujeto pasivo. 

Con respecto a la responsabilidad por las infracciones que pudieran cometerse como consecuencia de una incorrecta aplicación del mecanismo de inversión del sujeto pasivo, será un elemento a tener en consideración el hecho de que el empresario o profesional que ejecute las obras o ceda personal haya recibido del destinatario una comunicación expresa y fehacientemente de que dichas operaciones se integran en el seno de un contrato principal, promotor-contratista, que tiene por objeto la urbanización de terrenos o la construcción o rehabilitación de edificaciones. 

Requisitos objetivos

Para la aplicación del supuesto de inversión del sujeto pasivo contemplado es necesario que concurran tres requisitos objetivos relativos a las operaciones: 

1. Que se realicen en el marco de un proceso de urbanización de terrenos o de construcción o rehabilitación de edificaciones. 

2. Que tengan la naturaleza jurídica de ejecuciones de obra, con o sin aportación de materiales, incluida la cesión de personal necesario para su realización. 

3. Que sean consecuencia de contratos directamente formalizados entre el promotor y el o los contratistas principales. 

Adicionalmente, y reuniéndose los requisitos, el mecanismo de inversión del sujeto pasivo también se aplicará a las ejecuciones de obra, con o sin aportación de materiales, cuyos destinatarios sean, a su vez, el contratista principal u otros subcontratistas involucrados en el contrato principal formalizado entre el promotor y el contratista o contratistas principales.

Cuando existan varios contratistas principales, lo relevante es que la ejecución de obra llevada a cabo en su conjunto por todos ellos tenga esta consideración, sin que haya que atender a que cada una de las ejecuciones de obra llevadas a cabo por cada uno de los contratistas sean aisladamente consideradas como de urbanización, construcción o rehabilitación. 

No resultará de aplicación el mecanismo de inversión del sujeto pasivo cuando tales servicios se presten al contratista o contratistas principales u otros subcontratistas en el marco de un contrato principal que no tenga por objeto la urbanización de terrenos o la construcción o rehabilitación de edificaciones. 

Será necesario que el contratista principal y, en su caso, los sucesivos subcontratistas destinatarios de las operaciones de ejecución de obra o de cesión de personal, comuniquen expresa y fehacientemente al proveedor o prestador que las mismas se integran en el seno de un contrato principal, promotor-contratista, que tiene por objeto la urbanización de terrenos o la construcción o rehabilitación de edificaciones. 

La inversión del sujeto pasivo resulta igualmente aplicable a las ejecuciones de obra y cesiones de personal efectuadas para el contratista principal u otros subcontratistas, cuando las mismas sean consecuencia o traigan causa en un contrato principal, que tenga por objeto la urbanización de terrenos o la construcción o rehabilitación de edificaciones; con independencia de que el promotor actúe o no con la condición de empresario o profesional, es decir, sin que resulte relevante, a estos efectos, que se produzca o no la inversión del sujeto pasivo en las operaciones efectuadas entre el contratista principal y el promotor. 

 

También resultará aplicable la inversión del sujeto pasivo a las ejecuciones de obra (por ejemplo, reparación de humedades, alicatados y trabajos similares) realizadas tras la entrega de la obra final, pero en periodo de garantía, siempre que dichos trabajos se deriven directamente del contrato principal de urbanización, construcción o rehabilitación.

 

Pueden ponerse en contacto con este despacho profesional para cualquier duda o aclaración que puedan tener al respecto.

¿Te gusta esta página? Recomienda este sitio en tus redes sociales