Arrabe Asesores
· Área Privada
· Área Privada
 
 
¿Olvidó su contraseña?
Cancelar
Fuente: Elaboración propia 16 Octubre 2018

El Tribunal Supremo establece que las prestaciones por maternidad están exentas de IRPF

La última sentencia del Tribunal Supremo ha establecido que las prestaciones por maternidad, adopción, acogimiento o hijo a cargo abonadas generalmente por la Seguridad Social están exentas de IRPF, en contradicción al criterio seguido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT) y el Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) que obligaban a los contribuyentes que percibían estas prestaciones a tributar en IRPF por estas prestaciones.

La presentación de maternidad está exenta de IRPF
La presentación de maternidad está exenta de IRPF

En la sentencia, el Tribunal Supremo establece que las prestaciones por maternidad, adopción, acogimiento o hijo a cargo están exentas de IRPF porque se incardinan dentro del supuesto previsto en el artículo 7 H) de la Ley de IRPF que establece que “igualmente estarán exentas las demás prestaciones públicas por nacimiento, parto o adopción múltiple, adopción, hijos a cargo u orfandad” independientemente de que las prestaciones sean concedidas por las autonomías o administraciones locales.

En esa misma línea, la sentencia argumenta que así viene establecido en la Exposición de Motivos de la Ley 62/2003 de 30 de diciembre de medidas Fiscales, Administrativas y de Orden Social que establece que “En el IRPF se establece la exención de las prestaciones públicas percibidas por nacimiento, parto múltiple, adopción, maternidad e hijo a cargo, entre las que se incluyen las prestaciones económicas por nacimiento de hijo y por parto múltiple previstas en el Real Decreto Ley 11/2000 de 14 de enero”. La argumentación que Supremo continúa con que “la exención se refiere a la prestación de maternidad y no sólo las de nacimiento, parto múltiple, adopción e hijo a cargo, refiriéndose expresamente a la prestación por maternidad y no parece pretender que su alcance se limite a las concedidas por las comunidades autónomas o entidades locales, sino que trata de establecer la exención de todas las prestaciones por maternidad, sin distinción del órgano público del que se perciban”.

En definitiva el Supremo considera que la prestación por maternidad se entiende como una compensación por la pérdida de ingresos del trabajador como consecuencia del permiso de descanso por nacimiento, adopción, tutela o acogimiento quedando el contrato de trabajo en suspensión durante ese tiempo. Y así lo que se pretende es proteger estas situaciones.

Esta resolución ratifica el fallo de una sentencia de 2017 del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que admitía el recurso presentado por una contribuyente a la que la AEAT reclamaba 361,13 euros en concepto de IRPF de la prestación por maternidad abonada por la Seguridad Social. Por su parte,  la Abogacía del Estado recurrió esta sentencia al considerar que las prestaciones de maternidad no estaban exentas de IRPF argumentando que estas prestaciones tienen la función de sustituir la retribución normal que obtiene un contribuyente por su trabajo habitual y que ha dejado de percibir al disfrutar del permiso por maternidad.

¿Quiénes pueden reclamar las cantidades  pagadas en concepto de IRPF?

Esta sentencia abre la vía para que los contribuyentes – según las estimaciones del Ministerio de Hacienda  podrían ascender a 1,2 millones de contribuyentes - a los que se les haya aplicado la retención de IRPF a sus prestaciones de maternidad puedan solicitar la devolución de esas cantidades. Eso sí, sólo lo podrán hacer respecto a las retenciones aplicadas durante los ejercicios 2014, 2015, 2016 y 2017 ya que los años anteriores han prescrito. Así, quienes cobraran la prestación por maternidad durante el año 2014 y tributaran por ella en la Declaración del IRPF 2015 tendrán hasta el 30 de junio de 2019; los que la cobraran en 2015 tendrán hasta el 30 de junio de 2020 y así con el resto de ejercicios.

No obstante, los contribuyentes que tengan iniciado un procedimiento judicial para recuperar el dinero pagado en concepto de IRPF respecto de prestaciones de maternidad de ejercicios previos a 2013 también podrán recuperar  su dinero.

El importe que pueden llegar a recuperar los contribuyentes puede rondar los 848 euros de media aunque dependerá de los ingresos, el tipo de retención aplicado, etc. Por su parte, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) estima que el importe podría abarcar entre los 1.000 y 2.600 euros.

Según las estimaciones del sindicato UGT el importe total de las devoluciones podría ascender a 53 millones de euros que deberá abonar la AEAT a los contribuyentes que soliciten su devolución.

¿Cómo solicitar la devolución de las cantidades pagadas en concepto de IRPF?

La AEAT ha anunciado que pondrá a disposición de los contribuyentes un formulario específico en su Página Web y en las oficinas de Hacienda a través del cual los contribuyentes que quieran solicitar su devolución deberán indicar los años en los que percibió la prestación y un número de cuenta bancaria donde se abonará la devolución si es procedente.

Si la AEAT admite la solicitud al considerarla procedente realizará una liquidación provisional que rectificará la declaración presentada para después, en el plazo máximo de seis meses, devolver la cantidad indebidamente cobrada más los intereses de demora correspondientes.

En el caso de que la AEAT no admita la devolución, el contribuyente deberá presentar una reclamación económico administrativa y si no se admite tendría que acudir a los tribunales contencioso – administrativos con abogado y procurador.

Por su parte, las prestaciones de maternidad que se abonen desde el ejercicio 2018, siguiendo la doctrina del Tribunal Supremo, no tributarán por el IRPF.

Si desea solicitar la devolución de estas cantidades puede contactar con nuestro Departamento Fiscal en el teléfono 917 140 489.

¿Te gusta esta página? Recomienda este sitio en tus redes sociales