Arrabe Asesores
· Área Privada
· Área Privada
 
 
¿Olvidó su contraseña?
Cancelar
Fuente: Elaboración Propia 22 Agosto 2016

Sociedad Anónima VS Sociedad Limitada ¿Qué forma jurídica es mejor para comenzar tu negocio?

Has decidido emprender y constituir una sociedad mercantil como forma jurídica para el desarrollo de tu actividad pero tienes dudas acerca de qué tipo societario elegir, si una Sociedad Limitada o una Sociedad Anónima. Desde Arrabe Asesores, asesores especializados en constitución y asesoramiento de empresas desde 1.964, os damos algunas pautas para que la toma de esta decisión sea más sencilla.

Sociedad Anónima VS Sociedad Limitada
Sociedad Anónima VS Sociedad Limitada

En primer lugar hay que destacar que no existe la forma societaria ideal o perfecta sino que cada una de ellas, la Sociedad Limitada (con cada una de sus tipología - Sociedad Limitada Profesional, Sociedad Limitada Laboral, Sociedad Limitada Unipersonal -) y la Sociedad Anónima (con cada una de sus tipologías - Sociedad Anónima Unipersonal, Sociedad Anónima Laboral) tiene sus ventajas e inconvenientes respecto a la otra por lo que habrá que ver las particularidades de cada una de ellas y elegir la que mejor vaya a defender nuestros intereses y la que mejor se adapte a nuestras necesidades. 

De este modo, a la hora de elegir un tipo societario para constituir una Sociedad hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

- La actividad propia de la empresa: En primer lugar hay que tener en cuenta la actividad que vamos a desarrollar y analizar qué forma societaria se adapta mejor a dicha actividad. 

- Número de socios que van a integrar el capital social de la entidad: En este sentido hay que tener en cuenta si la sociedad va a ser unipersonal, si sólo va estar constituida por un único socio o, si por el contrario, va a estar constituida por varios socios. Así habrá que valorar qué tipo de sociedad es recomendable constituir en función de cada caso.

- Grado de responsabilidad económica y legal de los socios: También habrá que analizar el grado de implicación y responsabilidad desde el punto de vista económico y legal que van a asumir los socios. En este sentido, si están dispuestos a asumir mucha responsabilidad deberán adoptar, en principio, una Sociedad Anónima y de lo contrario una Sociedad Limitada. Es decir, en la Sociedad Anónima los socios responden de las obligaciones de la empresa con todo su patrimonio y en la Sociedad Limitada sólo hacen con el patrimonio de la empresa por lo que en función del grado de implicación de éstos deberán constituir una u otra. 

- Facilidad de entrada y salida de socios en el capital social de la entidad: Habrá que prever si, en un corto o largo plazo, el número de socios va a aumentar y/o disminuir de tal manera que podamos elegir el tipo societario que nos permita realizar estos cambios con mayor permeabilidad. En este sentido, si se quiere facilitar la entrada y salida de socios en el capital social de la compañía habría que optar por una Sociedad Anónima que, tradicionalmente, ofrece menor complejidad a la hora de realizar estos cambios y, de lo contrario, deberíamos apostar por una Sociedad Limitada. 

- Complejidad a la hora de constituir la Sociedad y en la gestión de la misma: En términos generales una Sociedad Limitada conlleva los mismos trámites y gestiones que la constitución de una Sociedad Anónima pero habrá que atender a las necesidades y caracterísicas específicas de cada negocio para optar por la forma jurídica más sencilla tanto a la hora de la constitución como en la gestión cotidiana de la misma. 

- Necesidades económicas: En función de la inversión inicial que se vaya a realizar sería conveniente elegir por un tipo solitario concreto. 

Estas son algunas de las premisas que debes valorar a la hora de constituir una sociedad mercantil pero como ya hemos indicado será necesario analizar detenidamente el negocio que se desea constituir y las necesidades de éste para poder elegir la forma social más adecuada. 

En este sentido y si tienes dudas al respecto, desde Arrabe Asesores, nuestro equipo de asesores mercantiles puede ayudarte en todo el proceso de constitución llevando a cabo todas las gestiones necesarias para la constitución de tu empresa. ¡Contacte con nuestro Despacho en el teléfono 91 714 04 89! 

¿Te gusta esta página? Recomienda este sitio en tus redes sociales