Arrabe Asesores
· Área Privada
· Área Privada
 
 
¿Olvidó su contraseña?
Cancelar
Fuente: Elaboración propia 31 Enero 2019

Los trabajadores autónomos que adquieren una discapacidad con posterioridad al alta también se beneficiarán de ayudas

Los trabajadores autónomos que, en el momento de darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) no tuvieran ninguna discapacidad pero que con posterioridad al alta la hayan adquirido como consecuencia de una enfermedad, accidente u otro motivo, podrán beneficiarse igualmente de las bonificaciones y reducciones aplicables a personas con discapacidad.

Bonificaciones y reducciones para trabajadores autónomos con discapacidad
Bonificaciones y reducciones para trabajadores autónomos con discapacidad

Así viene establecido en el Real Decreto – ley 28/2018 de 28 de diciembre que modifica la Ley 220/2007 de 11 de julio del Estatuto del Trabajo Autónomo y que incluye reducciones y bonificaciones para trabajadores autónomos que ostenten un grado de discapacidad del 33% o superior, independientemente de que esa discapacidad la tuvieran en el momento del alta o la hayan adquirido con posterioridad.

Esta nueva medida ha sido recibida con gran aceptación por el colectivo de trabajadores autónomos con discapacidad y por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) que ha confesado que “se ha dado respuesta a una demanda sostenida planteada desde el CERMI que venía reclamando la extensión del marco de incentivos a todos los profesionales por cuenta propia con algún tipo de discapacidad, sin importar el momento de aparición de la misma”.

Así, tras las peticiones recibidas, el Ministerio de Trabajo ha extendido las bonificaciones y reducciones aplicables a trabajadores autónomos que ostenten una discapacidad en el momento del alta a aquellos que adquieren esa discapacidad con posterioridad al alta. Así, con esta medida se permite que esos trabajadores autónomos que adquieren una discapacidad se pueden beneficiar de una serie de incentivos que le faciliten el camino a la hora de seguir desarrollando una actividad laboral.

¿Qué bonificaciones y reducciones tienen los trabajadores autónomos con discapacidad?

Los trabajadores autónomos que ostenten un grado de discapacidad del 33% o superior disfrutarán de las siguientes bonificaciones y reducciones:

- Si optan por la base mínima de cotización: Reducción a 60 euros mensuales de la cuota por contingencias comunes, incluida la incapacidad temporal durante los 12 primeros meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta y si la actividad se desarrolla en un municipio de menos de 5.000 habitantes, la reducción de 60 euros se aplicará durante 24 meses.

- Si optan por una base de cotización superior a la mínima: Reducción equivalente al 80% de la cuota incluida la incapacidad temporal durante los 12 primeros meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta.

En ambos casos, también disfrutarán de una bonificación del 50% sobre la cuota por contingencias comunes, incluida la incapacidad temporal, durante 48 meses hasta completar un periodo máximo de 5 años desde la fecha de efectos del alta.

Otras noticias que le pueden resultar de interés:

Deducción de hasta 1.000 euros en el IRPF 2018 para madres de hijos menores de tres años de edad

Medidas laborales que afectan a trabajadores por cuenta ajena y autónomos que han entrado en vigor en 2019

¿Te gusta esta página? Recomienda este sitio en tus redes sociales