Arrabe Asesores
· Área Privada
· Área Privada
 
 
¿Olvidó su contraseña?
Cancelar
Fuente: Elaboración propia 5 Marzo 2018

El Tribunal Supremo establece que los gastos hipotecarios debe abonarlos el cliente

El pasado 28 de febrero la Sala primera de lo Civil del Tribunal Supremo estableció, en una revolucionaria sentencia, que las entidades bancarias no cometen actuaciones abusivas al obligar al cliente a hacerse cargo del pago del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (AJD) vinculados a la constitución de un préstamo hipotecario.

El Tribunal Supremo aclara el reparto de los gastos hipotecarios
El Tribunal Supremo aclara el reparto de los gastos hipotecarios

Así, esta sentencia establece que, tal y como viene regulado en el artículo 29 del Real Decreto Legislativo 1/1993 de 24 de septiembre de La Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados y en el artículo 68 del Real Decreto 828/1995 de 29 de mayo del Reglamento del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, el sujeto pasivo del gravamen es el adquirente del bien o derecho. De este modo, el Alto Tribunal establece que el cliente debe ser el encargado de abonar el pago del AJD al considerar que el pago del mismo no es una conducta abusiva por parte de la banca.

Esta sentencia que, claramente beneficia a la banca, le ha otorgado un pequeño trato de favor al cliente al establecer que los gastos notariales (el timbre asociado a los documentos notariales, el impuesto correspondiente a la matriz) lo deberán abonar a partes iguales entre el banco y el cliente mientras que las copias deberán ser abonadas por la parte que las solicite.

Esta sentencia resuelve dos recursos de casación presentados ante la Audiencia Provincial de Oviedo en relación a dos reclamaciones de dos consumidores contra cláusulas de escrituras de préstamo hipotecario de La Caixa y Banco Sabadell que atribuían a los particulares los gastos notariales y el pago de los impuestos vinculados a la constitución de la hipoteca.

Con este fallo, el Tribunal Supremo aclara cómo deben repartirse los gastos derivados de la constitución de un préstamo hipotecario entre la banca y los clientes después de que en diciembre de 2015 estableciera en otra sentencia que las cláusulas hipotecarias que obligaban al consumidor al pago de los gastos derivados de la constitución de una hipoteca eran abusivas y nulas sin especificar cómo debían repartirse los gastos entre banca y cliente.

Así, a raíz de esa sentencia los fallos posteriores se han dividido entre aquellos que le obligaban al banco a sufragar todos los gastos hipotecarios o bien todos los gastos exceptos el pago del impuesto. Todo ello motivado por la falta de claridad sobre qué gastos debe asumir cada parte.

Tras esta decisión del Tribunal Supremo, muchos expertos consideran que el volumen de reclamaciones por parte de clientes para reclamar el pago de los gastos hipotecarios descenderá notablemente al establecer el Supremo que el pago del Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados corre siempre a cargo del cliente. En este sentido sólo podrían reclamar el 50% de los gastos de notaría que sólo supone el 10% de los gastos hipotecarios (aproximadamente unos 300 euros de media) frente al 75% que supone el pago del impuesto (que en una hipoteca de 150.000 euros puede ascender a 3.000 euros aproximadamente).

¿Qué gastos hipotecarios pueden reclamar los clientes a la banca?

Tras la última sentencia del Tribunal Supremo, los clientes que hayan firmado un préstamo bancario podrán reclamar los siguientes gastos hipotecarios:

- El 50% de los gastos notariales.

- Los gastos de gestoría.

- Los gastos del Registro de la Propiedad.

- Los gastos de tasación si el perito vino impuesto por la entidad bancaria.

Estos gastos pueden ser reclamados por el cliente que tenga un contrato de préstamo hipotecario vigente o que incluso ya haya finalizado. Para iniciar la reclamación deberán presentar una reclamación formal ante el Servicio de Atención al Cliente y/o Defensor del Cliente de la entidad bancaria que, en un plazo de dos meses deberá contestar. Si deniega la devolución o no contesta, el cliente deberá presentar una demanda en el Juzgado que será el que deberá resolver.

Esta decisión judicial ha sido bien recibida por la banca que le ahorrará devolver a posibles clientes que reclamen los gastos hipotecarios la friolera de 10.000 millones de euros.  No obstante, aquellos que sigan interesados en hacerlo pueden contactar con nuestro Despacho en el teléfono 917 140 489.

¿Te gusta esta página? Recomienda este sitio en tus redes sociales