E l sector del motor ha sido uno de los más castigados en la crisis del Coronavirus (COVID-19), al mantener los concesionarios cerrados durante casi tres meses, reduciéndose sus ventas a mínimos y logrando el peor mes de abril de las últimas décadas. Un sector que, desde antes de la crisis, ya reclamó al Gobierno un plan de ayudas para reactivar el sector, petición que el Gobierno llevaba retrasando desde el año pasado.

Tras muchas presiones, el Ejecutivo ha presentado y aprobado el Plan de Impulso de la Cadena de Valor de la Industria de la Automoción, un plan de ayudas para el sector del motor, que contará con un presupuesto total de 3.750 millones de euros a repartir en ayudas para la inversión y recuperación del parque automovilístico.

Presupuesto de hasta 3.750 millones de euros para el sector del motor

Del total del presupuesto, 1.535 millones de euros serán destinados para 2020 y 2.215 millones de euros se destinarán a partir de 2021 a través de ayudas directas, bonificaciones fiscales a particulares, empresas y autónomos y entidades públicas, inversiones productivas, innovación y formación.

Asimismo, de esos 3.750 millones de euros, 300 millones de euros van destinados a la renovación del parque automovilístico, instalación de infraestructuras de recarga y electrificación del transporte. Otros 250 millones de euros irán dirigidos a un programa de recambio de vehículos destinado a particulares, autónomos y empresas con ayudas que van de los 800 a los 5.000 euros. Finalmente, 500 millones de euros irán destinados a una línea de financiación del ICO para la adquisición de vehículos industriales y comerciales.

Por su parte, los 2.690 millones de euros restantes irán dirigidos a inversiones en la cadena de valor de la industria, otros 400 millones de euros se derivarán a iniciativas de investigación e innovación y 5 millones de euros a cualificación y formación profesional.

Ayudas de 800 a 5.000 euros para la compra de vehículos nuevos

En el Plan Integral para reactivar el sector del automóvil se contempla una ayuda que va de los 800 a los 5.000 euros para los consumidores que adquieran un vehículo con los siguientes requisitos:

  • Vehículo usado o nuevo de combustión o eléctrico con etiqueta A o B y emisiones medias de menos de 120 gramos por kilómetro (155 gramos para vehículos comerciales ligeros).
  • Matriculado a partir del 1 de enero de 2020.
  • Su precio debe ser inferior a 35.000 euros o 45.000 euros si tiene etiqueta CERO o el consumidor tiene problemas de movilidad.
  • Puede ser gasolina, diésel, de gas, híbrido, híbrido enchufable, de pila de combustible o 100% eléctrico.
  • Tiene que tener etiqueta A, B, C,ECO o CERO.
  • Entrega de un vehículo de más de 10 años para el achatarramiento o de 7 años si se trata de un vehículo comercial con la ITV superada.

Los particulares o trabajadores autónomos que adquieran un turismo podrán acceder a las siguientes ayudas:

  • 5.000 euros si adquiere un vehículo con etiqueta CERO.
  • 2.000 euros si adquiere un vehículo con etiqueta ECO A.
  • 1.200 euros si adquiere un vehículo con etiqueta ECO B.
  • 1.600 euros si adquiere un vehículo con etiqueta ECO C y calificación energética A.
  • 800 euros si adquiere un vehículo con etiqueta ECO C y calificación energética B.

Las pymes disfrutarán de las siguientes ayudas:

  • 4.200 euros si adquiere un vehículo con etiqueta CERO.
  • 1.600 euros si adquiere un vehículo con etiqueta ECO A.
  • 1.000 euros si adquiere un vehículo con etiqueta ECO B.
  • 1.300 euros si adquiere un vehículo con etiqueta ECO C y calificación energética A.
  • 750 euros si adquiere un vehículo con etiqueta ECO C y calificación energética B.

Las grandes empresas disfrutarán de las siguientes ayudas:

  • 3.800 euros si adquiere un vehículo con etiqueta CERO.
  • 1.400 euros si adquiere un vehículo con etiqueta ECO A.
  • 900 euros si adquiere un vehículo con etiqueta ECO B.
  • 1.100 euros si adquiere un vehículo con etiqueta ECO C y calificación energética A.
  • 600 euros si adquiere un vehículo con etiqueta ECO C y calificación energética B.

A estas cantidades habría que sumarle 500 euros adicionales si el vehículo a entregar tiene más de 20 años y el comprador tiene una renta mensual inferior a 1.500 euros o tiene dificultades de movilidad.

Por su parte, la compra de furgonetas de hasta 2.500 kilos de MMTA estará subvencionada con una ayuda de entre 1.000 y 4.000 euros en función de si es etiqueta C, ECO o CERO. Y si tiene más de 2.500 kilos de MMTA se subvencionará con entre 2.100 y 4.000 euros.

El plan de ayudas cuenta con el apoyo del sector de la automoción

El programa de ayudas para el sector de la automoción, aprobado por el Gobierno, ya cuenta con el apoyo de las principales asociaciones de patronales de la automoción como Anfac, Faconauto, Sernauto, Ganvam y Aedive que calificaron el plan de “muy necesario”.

No obstante, el sector de los coches de segunda mano ha mostrado su disconformidad al no haber ayudas para este sector. De igual modo, también han mostrado su descontento el sector de vehículos de dos ruedas al no poder beneficiarse de las ayudas.

El Plan ya está en vigor y particulares, pymes, trabajadores autónomos y grandes empresas ya pueden beneficiarse de estas ayudas con la compra de un vehículo.

Dinos tu opinión