L as ayudas procedentes del Fondo Europeo de Recuperación, cuyo importe finalmente será de 150.000 millones de euros, pueden suponer el salvavidas de muchas grandes empresas, pymes y trabajadores autónomos que, a día de hoy, atraviesan serias dificultades económicas como consecuencia de la crisis del Covid19, ¿pero ¿cuándo llegarán esas ayudas europeas? ¿qué ayudas y proyectos se llevarán a cabo? ¿cómo se podrá acceder a ellas? ¿qué requisitos deberán reunir las empresas y profesionales que las soliciten?

Aún se desconoce cuándo llegará la primera partida de este Fondo Europeo de Recuperación y las ayudas que se llevarán a cabo con estos fondos, pero desde la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) han anunciado que crearán un sistema de alertas encaminado a que las compañías interesadas en diferentes licitaciones y proyectos reciban avisos de las convocatorias, subvenciones, concursos o iniciativas que se pudieran llevar a cabo. Así lo ha comunicado Luis Socías, Director de la oficina de proyectos europeos de la CEOE.

Este sistema de alertas, enmarcado dentro de CEOEXEuropa, funcionará a diario, a través de correos electrónicos que recibirán las empresas y que les informarán sobre procesos abiertos vinculados a fondos europeos.

Aunque se desconoce cómo será ese sistema de alertas, se ha trasladado que deberán ser las empresas las que deban conceptualizar y estudiar los proyectos de inversión que están a su alcance y que encajen con las prioridades del plan de recuperación, cuya condicionalidad pasa por la transición ecológica y digital y por la consecución de los hitos que finalmente pacten el Gobierno de España y la Comisión Europea. En definitiva, las empresas deberán realizar una previsión de proyectos y acciones que puedan ser subvencionadas con las ayudas europeas.

La CEOE ha recordado también la existencia de los consorcios público-privados, por los que distintas empresas podrán acometer proyectos de inversión de forma conjunta; las sociedades de economía mixta con un 50% de capital público; y los proyectos estratégicos para la recuperación y la transformación, conocidos como los Perte. Estos deberán ser aprobados por el Gobierno, y a ellos podrán optar las empresas privadas interesadas en cada una de las convocatorias, cuyos proyectos girarán en torno a la transición verde y digital, principalmente.

De momento, sólo queda esperar cuándo comienza a recepcionarse los fondos europeos y las ayudas que se crearán con dichos fondos. Hay que recordar que el Ejecutivo comunitario irá desembolsando las cantidades previstas para cada socio en función del cumplimiento de los objetivos, con dos pagos por año.

Dinos tu opinión