E l Ejecutivo presentó el pasado 18 de junio el Plan de Impulso del sector turístico: Hacia un turismo seguro y sostenible post- COVID19, un proyecto para ayudar al sector del turismo a salir de la crisis provocada por la propagación del Coronavirus (COVID-19) gracias a una dotación presupuestaria de 4.262 millones de euros. Con este impulso económico, el Gobierno espera dotar de la financiación necesaria para que este sector consiga superar esta crisis, después de que sus ingresos hayan caído a cero en los meses de abril y mayo como consecuencia de la declaración del Estado de Alarma del pasado 14 de marzo y el posterior cierre de hoteles y la ausencia de turistas.

El Plan de Impulso del sector turístico: Hacia un turismo seguro y sostenible post- COVID19 cuenta con 28 medidas dirigidas a la consecución de los siguientes fines: recuperación de la confianza en el destino, la puesta en marcha de medidas para reactivar el sector, la mejora de la competitividad del destino turístico, la mejora del modelo de conocimiento e inteligencia turística y la promoción del turismo a través de políticas de márketing y branding.

Objetivo 1: Recuperación de la confianza en el destino

Uno de los objetivos que se persigue con el Plan de Impulso del sector turístico: Hacia un turismo seguro y sostenible post- COVID19 es recuperar la confianza en el destino y para ello se destinarán 200.000 euros para la elaboración de 21 guías de especificaciones para prevenir el contagio por COVID19. Estamos hablando de medidas de desinfección de los espacios y demás condiciones de limpieza, aforo y distancia social promovidas por el sector y revisadas por las autoridades sanitarias.

Por otro lado, se van a llevar a cabo medidas para adaptar el transporte público como medio seguro, eliminando restricciones a la oferta de transporte y restablecer la confianza del viajero en la seguridad de los distintos modos de transporte.

Una vez que los establecimientos hayan cumplido con las medidas de higiene, seguridad y aforo pertinentes, se les otorgará un distintivo llamado “SAFE TOURISM” con el que se dará publicidad a los alojamientos que cumplan con estas normas.

Finalmente, se establecerán “corredores turísticos seguros” con diferentes países de la Unión Europeo para la entrada de turismo internacional.

Objetivo 2: Puesta en marcha de medidas para reactivar el sector

Para la puesta en marcha de medidas para reactivar el sector, se destinarán un total de 3.362 millones de euros para llevar a cabo medidas laborales, programas de formación y capacitación en el sector y liquidez y solvencia empresarial.

Para ello, se establecen las siguientes medidas:

  • Programa de formación, capacitación y mentoring para el sector turístico.
  • Línea de avales del ICO por importe de 2.500 millones de euros.
  • Periodo de moratoria de un máximo de 12 meses para aquellas operaciones financieras con garantía hipotecaria, suscritas por autónomos o empresas cuyo inmueble se encuentre afecto a una actividad del sector turístico, incluidos alojamientos.
  • Suspensión temporal de las obligaciones derivadas de los contratos de crédito sin garantía hipotecaria para la compra de vehículos para transporte discrecional de viajeros.
  • Descuento en la tarifa media mensual de aterrizaje para todas aquellas operaciones mensuales en la red de Aena que superen los niveles fijados en un 75% de descuento, para el número de operaciones situado entre el umbral inferior y el umbral superior y un 100% de descuento para el número de operaciones que supere el umbral superior.

Objetivo 3: Mejora de la competitividad del destino turístico

Para la mejora de la competitividad del destino turístico, el Gobierno destinará 859 millones de euros a través de préstamos del Fondo Financiero del Estado para la Competitividad Turística (FOCIT) que financiará proyectos de empresas turísticas orientados a la mejora de la competitividad y a acelerar la transformación del sector hacia un modelo más sostenible, especialmente aquellos que hagan uso de energías renovables, uso eficiente de recursos, reutilización del agua y reciclado de residuos o la digitalización y modernización de los servicios.

También se van a llevar a cabo los siguientes programas:

  • Financiación de proyectos para la digitalización, innovación e internacionalización del sector turístico.
  • Programa de Planes de Sostenibilidad Turística en Destinos.
  • Reforzar la Red de Destinos Turísticos Inteligentes.
  • Programa Hoteles Justos, Laboralmente Responsables.

Objetivo 4: Mejora del modelo de conocimiento e inteligencia turística

Para la mejora del modelo de conocimiento e inteligencia turística se destinarán un total de 3.100 millones de euros con los que se pretende lograr un sistema centrado en el análisis de la demanda internacional reforzado en la información de mercado, el análisis de las variables turísticas y su evolución y la creación de un nuevo modelo turístico, dirigido a la incorporación de nuevos elementos de conocimiento para superar posibles contingencias.

Para ello, esta línea de actuación contemple la creación de un modelo observatorio de inteligencia turística.

Objetivo 5: Promoción del turismo a través de políticas de márketing y branding

Esta línea de actuación está dirigida a la promoción del destino turístico español a través de herramientas de márketing y branding. Para lograr este fin se contará con una dotación presupuestaria de 38.100 millones de euros.

Críticas al plan de ayudas al sector del turismo

El sector del turismo ha sido, sin lugar a dudas, uno de los más castigados por la actual crisis. Estamos hablando de un sector que genera el 12% del PIB de España y que, a principios del año 2020, congregaba al 13,6% de trabajadores afiliados a la Seguridad Social.

Con el Plan de Impulso del sector turístico: Hacia un turismo seguro y sostenible post- COVID19, se ha logrado una dotación presupuestaria de 4.262 millones de euros que, sumado al resto de ayudas proporcionadas por el Gobierno desde el inicio de la crisis, estamos hablando de 19.535 millones de euros de ayudas al turismo. No obstante, la patronal del turismo ha recibido este programa de ayudas con bastantes críticas al no haber sido consensuado y no tener en cuenta las demandas del sector: aumento de los fondos, ayudas directas en lugar de préstamos y ampliación de los ERTES por causa de fuerza mayor como condición sine qua non para evitar despidos y cierres.

Dinos tu opinión