E l Ejecutivo ha aprobado el Plan de Choque por la Ciencia y la Innovación que cuenta con una dotación presupuestaria de 1.056 millones de euros para la creación de proyectos y acciones dirigidas a la lucha del Covid19 y a la generación de industrias y empresas competitivas que aporten alto valor añadido.

El presupuesto total con el que cuenta este Plan de Choque por la Ciencia y la Innovación es de 1.056 millones de euros, de los cuales 396,1 millones serán movilizados en 2020 y el resto será destinado para 2021 a través de ayudas directas al sistema de ciencia e innovación, tanto a las instituciones científicas como a la I+D+I de sectores empresariales estratégicos. Además, se van a destinar 508 millones de euros en préstamos en condiciones ventajosas a empresas innovadoras, a partir de los nuevos instrumentos de promoción de la I+D+I privada.

El Plan de Choque por la Ciencia y la Innovación cuenta con tres ejes diferenciados y un total de 17 medidas dirigidas a la lucha del Covid19 y a la generación de industrias y empresas competitivas que aporten alto valor añadido.

Primer eje: Investigación e innovación en salud

El primer eje está dirigido a la investigación e innovación en salud y contará con un presupuesto de 215,9 millones de euros que se destinará a las siguientes acciones:

  • Reforzar el Centro Nacional de Microbiología y el Centro Nacional de Epidemiología.
  • Convocatoria de proyectos anual de la Acción Estratégica en Salud, a través de la cual se financian contratos para personal investigador, proyectos, redes y plataformas de apoyo a la investigación e innovación en todo el país.
  • Convocatoria de proyectos de investigación frente a la pandemia, el Fondo COVID, que sigue en marcha.
  • Impulso de la Estrategia de Medicina Personalizada para mejorar la prevención y el tratamiento de enfermedades. Uno de los planes que incluye se refiere a la creación de un Centro Estatal de Terapias Avanzadas, orientado a la investigación, desarrollo y potencial fabricación y distribución en el Sistema Nacional de Salud de terapias avanzadas personalizadas.
  • Reforma de la Ley de Investigación Biomédica de 2007 para desarrollar la carrera investigadora en el Sistema Nacional de Salud y el refuerzo de las instalaciones de alta seguridad biológica, en especial las del Centro de Investigación en Sanidad Animal del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (CISA-CNIA).

Segundo eje: Transformación del Sistema de Ciencia y atracción y retención de talento

El segundo eje de actuación estará dirigido a poner en marcha las reformas estructurales para proporcionar más estabilidad a la carrera profesional del personal científico de todas las áreas del conocimiento y dotar de más fondos a los principales instrumentos de financiación competitiva de la ciencia en todas sus disciplinas y contará con un presupuesto total de 523,5 millones de euros.

Dentro de este segundo eje se llevarán a cabo las siguientes actuaciones:

  • Reforma de la Ley de la Ciencia que incluirá la creación de una figura estable de entrada al personal investigador en el sistema público de ciencia español.
  • Aumento de la financiación para los grupos de investigación, tanto en proyectos como en equipamiento científico-técnico y prórrogas de contratos.
  • Convocatoria de proyectos de I+D+I en 2020 y 2021.
  • Adquisición de pequeño equipamiento científico por parte de las instituciones que han sido beneficiarias de proyectos en las convocatorias de los últimos tres años.
  • Convocatoria de equipamiento científico-técnico en 2021 con 120 millones de euros.
  • Ampliación de las ayudas para prórrogas de contratos de la Agencia Estatal de Innovación para incluir a aquellos que no fueron beneficiados del primer paquete que se aprobó en el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo.
  • Fortalecer los contratos postdoctorales para atraer y retener el talento de personal científico doctor en los grupos de investigación españoles.
  • Refuerzo de la investigación oceanográfica española, mediante la construcción de un Buque Oceanográfico Multipropósito de Ámbito Global (BOMAG), que amplíe la capacidad operativa del Instituto Español de Oceanografíay le permita abordar nuevas responsabilidades y retos.
  • Creación de una Plataforma Española de Germoplasma Vegetal para la Agricultura y la Alimentación en Red, que contribuirá, desde el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), a la mejora de la conservación y utilización del patrimonio vegetal de España.

Tercer eje: Impulso a la I+D+I empresarial e industria de la ciencia

El tercer eje de actuación estará dirigido al impulso a la I+D+I empresarial e industria de la ciencia con una dotación presupuestaria de 317 millones de euros más 508 millones de euros que irán a parar en préstamos para empresas.

Las actuaciones a llevar a cabo dentro de este tercer eje son:

  • Duplicar las ayudas a la I+D+I empresarial, a través del nuevo Plan Estratégico de la Agencia de Innovación CDTI. Se trata de un crecimiento orgánico en tres vectores (I+D, innovación tecnológica y capital riesgo) hasta alcanzar un peso relativo del apoyo público a la I+D+I empresarial similar al de los principales países europeos.
  • Creación de dos planes específicos de apoyo a la I+D+I empresarial en el sector de la automoción, con 25 millones de inversión directa en 2020.
  • Creación del Plan de I+D+I del sector aeronáutico para proyectos dirigidos al aumento de eficiencia de las futuras aeronaves y a la reducción de las emisiones contaminantes del transporte aéreo.
  • Programa de ayudas directas a pymes innovadoras para que puedan madurar su tecnología y su modelo de negocio y afianzar su estructura de cara a su posterior escalado.
  • Programa de apoyo a pymes innovadoras que promoverá la compra de prototipos a entidades y centros de investigación y tecnología que quieran desarrollar ‘startups’ que exploten un conocimiento novedoso o que planteen la colaboración con una empresa con capacidad tecnológica para industrializar y comercializar este conocimiento tecnológico.

Dinos tu opinión