E l Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha aprobado una dotación presupuestaria de 354,2 millones de euros, que serán distribuidos a las Comunidades Autónomas, Ceuta y Melilla para el Plan de Vivienda para 2021 con el que las regiones podrán llevar a cabo programas de ayudas al alquiler o a aumentar el parque público de vivienda.

Estos 354,2 millones de euros, que recibirán las Comunidades Autónomos durante el tercer trimestre, se suma a los 328 millones transferidos en 2018; los 325,1 millones de 2019 y los 446,6 millones de 2020, lo que suma un total de 1.454 millones en el periodo de duración del Plan de Vivienda.

Del total del presupuesto, Andalucía ha recibido 63,6 millones de euros; Cataluña 53,9 millones de euros; Comunidad Valenciana 42,4 millones de euros; Madrid 41,4 millones de euros; Galicia 21,2 millones de euros; Castilla y León 2,01 millones de euros; Islas Canarias ha recibido 19,7 millones de euros; Murcia 16,3 millones de euros; Castilla La Mancha 14,8 millones de euros; Aragón 14,1 millones de euros; Asturias 12,3 millones de euros; Extremadura 11,2 millones de euros; Islas Baleares 8,9 millones de euros; Cantabria 7,1 millones de euros; La Rioja 6,3 millones de euros y Ceuta y Melilla han recibido 372.000 euros cada una de ellas.

¿Qué políticas se subvencionarán con el Plan de Vivienda 2021?

Con los 356,2 millones de euros que recibirán las Comunidades Autónomas se subvencionarán las ayudas al alquiler que lleven a cabo cada región dirigidas a arrendatarios con menos recursos, jóvenes, mayores de 65 años de edad, víctimas de violencia de género, personas sin hogar, aquellas que hayan sido objeto del desahucio de su vivienda habitual y afectados por la crisis del Covid19.

Asimismo, también se destinarán fondos a aumentar el parque público de vivienda para la creación y promoción de vivienda en alquiler asequible por un plazo mínimo de 25 años. En este sentido, la Comunidad de Madrid ya ha puesto en marcha su Plan Vive en el que construirá 25.000 viviendas en el plazo de ocho años para menores de 35 años de edad, mayores de 65, discapacitados o mujeres víctimas de violencia de género.

Otra parte de esos fondos irán destinados a políticas de rehabilitación de viviendas, tanto en términos de sostenibilidad y mejora de eficiencia energética como a la mejora del estado de conservación y de la accesibilidad, así como a la regeneración y renovación urbana rural.

Este Plan de Vivienda coincide con la polémica nueva Ley de Vivienda, que aún está en fase de negociaciones debido a la falta de acuerdo entre los dos socios de Gobierno. El problema principal: la decisión sobre incluir o no la limitación en el precio del alquiler u optar por incentivos fiscales.

Dinos tu opinión