D esde hace varios años, con el auge de las nuevas tecnologías, se ha extendido el uso de Apps como Wallapop o sitios Web como eBay que permiten, de un modo fácil y sencillo, la compra y venta de bienes usados y de segunda mano, pero ¿Los beneficios que se obtienen tras la transacción deben ser declarados a la Agencia Estatal de la Administración Tributaria? ¿El comprador y/o el vendedor están obligados a comunicar esta transacción a la AEAT?

El crecimiento exponencial de estas aplicaciones y sitios Web ya puso en alerta a la Agencia Tributaria que avisó de la posible investigación por su parte de este tipo de transacciones a fin de determinar si tanto vendedor como comprador están cumpliendo con las obligaciones fiscales y tributarias pertinentes.

Cuándo se deben declarar los beneficios de compraventas de segunda mano

Comprador y vendedor deberán informar a la AEAT a través de su Declaración de la Renta de las transacciones que hayan tenido lugar en el ejercicio correspondiente teniendo en cuenta lo siguiente:

  • Si el vendedor ha obtenido un beneficio económico con la transacción deberá declararlo en la base imponible del ahorro, si la ganancia oscila entre los 0,01 y los 6.000€ tributará en 2019 al 19%. Si no ha obtenido beneficio con la transacción, deberá declararlo imputándolo como una pérdida patrimonial no estando obligado al pago de impuestos.
  • El comprador, en tanto en cuanto está adquiriendo un bien de segunda mano de otro particular, está sujeto al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (que en la Comunidad de Madrid es del 4%) por lo que deberá liquidar dicho Impuesto ante la Oficina Liquidadora correspondiente a su Comunidad Autónoma.

Los compradores deberán presentar el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales

La Dirección General de Tributos estableció, en una consulta vinculante, que las ventas de bienes de segunda mano entre particulares realizadas a través de plataformas online como Vibbo, Wallapop, Milanuncios, Amazon, Chicfy, Marketplace o eBay deberán tributar al 4% por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) en su modalidad de Transmisiones Patrimoniales Onerosas (TPO).

Así, aquellos que adquieran un bien de segunda mano a través de cualquiera de estas plataformas online deberán presentar ante la Oficina Liquidadora de su Comunidad Autónoma el correspondiente modelo 600 de la AEAT, debiendo abonar el 4% del valor del bien adquirido.

¿Qué ocurre si no se declaran dichos importes a la Agencia Tributaria?

Si bien es cierto que apenas se conocen casos de inspecciones de este tipo abiertas por la AEAT, es importante conocer los riesgos que corren los contribuyentes que no declaren estas ganancias a la Agencia Tributaria a través de la Declaración de la Renta 2019.

Si la Agencia Tributaria practica una paralela a tu Declaración de la Renta y determina que no has declarado dichas ganancias deberás abonar una sanción cuyo importe será la cuantía que dejaste de ingresar más un recargo que puede llegar a ser de hasta el 150% de las cantidades adeudadas.

En este caso, el contribuyente deberá presentar una Declaración complementaria consignando las ganancias obtenidas por estas transacciones.

Y, si no ha habido ganancia, la Agencia Tributaria también puede establecer sanciones por la incorrecta presentación de la Declaración de la Renta cuyos importes pueden alcanzar los 200 euros.

En caso de inspección, a efectos de demostrar ante la AEAT la existencia de dicha transacción, será necesario que el vendedor aporte un documento que acredite la titularidad que ostentaba sobre ese bien, por ejemplo, un ticket o una factura puede valer, y tanto comprador como vendedor deben aportar algún documento que acredite que ha tenido lugar esa compraventa, por ejemplo una factura o incluso una captura de pantalla del acuerdo cerrado a través de la aplicación o sitio web que corresponda.

¿Qué ocurre cuando la compraventa de bienes de segunda mano se convierte en una actividad económica?

Todo esto teniendo en cuenta de que se trate de una actividad de compra y venta de bienes de manera esporádica puesto que, si se realiza de manera habitual, constituyendo una actividad cotidiana, el vendedor deberá darse de alta en el epígrafe del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) correspondiente, así como en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Tesorería General de la Seguridad Social.

Presentación de la Declaración de la Renta 2019 con Arrabe Asesores

Para la confección y presentación de la Declaración de la Renta 2019 es importante que los contribuyentes tengan en cuenta estas reducciones y deducciones para incluir en su Declaración. Desde Arrabe Asesores, como expertos en asesoramiento fiscal – contable a profesionales y empresarios les recomendamos que contacten con nuestro Despacho para la confección y presentación de su Declaración de la Renta 2019.

Además, este año, teniendo en cuenta la limitación de movimiento impuesta por el Estado de Alarma, para facilitar la confección y tramitación de su Declaración de la Renta 2019, hemos habilitado un sistema para la solicitud de cita y presupuesto online para hacer su Declaración de la Renta 2019.

Dinos tu opinión

14 − diez =