L a crisis del Covid19 ha tenido un gran impacto fiscal en los contribuyentes, materializándose en la confección y presentación de una Declaración de la Renta 2020 que viene con muchas novedades, especialmente para los trabajadores que han estado en ERTE o para aquellos trabajadores autónomos que han recibido alguna ayuda para hacer frente al impacto económico de esta crisis. Pero, además, esta coyuntura ha implantado un modelo de trabajo, que hasta ahora, era una excepción y que en muchos casos se está convirtiendo en la norma general: el teletrabajo que también tiene su incidencia fiscal en la campaña de la Renta 2020.

El teletrabajo puede afectar negativa o positivamente a una deducción existente en la Declaración de la Renta 2020 que es la deducción por movilidad geográfica, regulada en la Ley del IRPF y dirigida a aquellos contribuyentes en situación de desempleo, inscritos en la oficina de empleo que acepten un puesto de trabajo que exija el traslado de su residencia habitual a un nuevo municipio. Con esta deducción, podrás desgravarse hasta 2.000 euros anuales adicionales, tanto en el ejercicio en el que se produzca el cambio de residencia como en el siguiente ejercicio. Además, si son personas con discapacidad que obtengan rendimientos del trabajo como empleados activos la cuantía se incrementa a 3.500 euros anuales, mientras que para aquellos trabajadores discapacitados con un grado superior al 65%, con movilidad reducida o que requieran ayuda de terceras personas, el gasto deducible se eleva a 7.750 euros.

Pues bien, si una vez aceptado ese trabajo y efectuado ese cambio de domicilio, la empresa le permite al trabajador teletrabajar y éste decide hacerlo desde su domicilio inicial (el domicilio previo al cambio de residencia), igualmente el contribuyente tendrá derecho a esa deducción tanto en el ejercicio 2020 como 2021. Así lo ha establecido la Dirección General de Tributos (DGT) en una reciente Consulta Vinculante.

Concretamente, la DGT establece que “con carácter general, la aplicación del incremento de gasto deducible por movilidad geográfica queda condicionada a que efectivamente se haya producido el cambio de residencia del contribuyente a un nuevo municipio, distinto al de su residencia habitual”, ya que “la norma no contiene ningún requisito de carácter temporal, ni en cuanto a la permanencia en el puesto de trabajo que se acepta ni en cuanto a la permanencia en el municipio al que traslada”.

Asimismo, los contribuyentes que trasladaran su domicilio por trabajo, pero luego hayan vuelto a su domicilio original por el teletrabajo, pueden beneficiarse de la deducción por movilidad geográfica en su Declaración de Renta 2020 y 2021.

Confección y presentación de la Declaración de la Renta 2020

Como hemos mencionado antes, esta campaña de la Declaración de la Renta 2020 se presenta con unas particularidades que pueden generar ciertas dudas y planteamientos.

Desde Arrabe Asesores, como expertos en tramitación de declaraciones de Renta, el ofrecemos un servicio personalizado de mano de nuestros asesores fiscales. Puede contactar con nuestro Despacho para solicitar presupuesto en el teléfono 917 140 489 o en el correo electrónico info@arrabeasesores.es

Dinos tu opinión