T ras varias jornadas de debate sin llegar a un acuerdo, a primera hora de hoy el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que España recibirá 140.000 millones de euros procedentes del Fondo de Recuperación Europeo, de los cuales 72.700 millones de euros serán en ayudas directas y el resto en préstamos. Se cierra así un acuerdo en el que la Unión Europea movilizará un total de 750.000 millones de euros para ayudar a los países de la UE a afrontar la recuperación económica tras la crisis del Coronavirus (COVID-19).

El presupuesto aprobado y que será destinado a España supone el 11% del PIB anual español y será repartido en los próximos siete años a través de diferentes concesiones y ayudas, que permitan un crecimiento fuerte, equilibrado y sostenible; que potencien la transición digital, la transición ecológica y la formación de estudiantes y trabajadores.

El presupuesto total aprobado es de 750.000 millones de euros, de los cuales 390.000 millones se desembolsarán en subvenciones y 360.000 millones en préstamos con el fin de ayudar a los países más afectados. La estrategia para salir de la recesión se apoyará asimismo en un presupuesto para el periodo 2021-2027 de 1,074 billones de euros.

Qué políticas se van a llevar a cabo con el Fondo de Recuperación Europeo

A falta de una concreción más detallada de las políticas y ayudas que se van a llevar a cabo con los fondos obtenidos, el presidente del Gobierno ha adelanto que parte de estos recursos se destinarán a las siguientes políticas:

  • Plan Nacional de Reformas en el que está trabajando el Gobierno y que en los próximos días trasladará a la Unión Europea.
  • El Programa REACT de la Unión Europea al que se destinarán 12.400 millones de euros para garantizar el crecimiento económico y la cohesión social y territorial.
  • Política Agrícola Común a través de ayudas directas, de medidas de desarrollo rural y de medidas de mercado, aunque el presupuesto aprobado por Europa es un 10% inferior, pasando de 383.000 a 343.900 millones de euros en el periodo 2021-2027. Para España, irán a parar, al menos, 47.500 millones de euros en los próximos siete años para apoyar a los agricultores, ganaderos y al medio rural, a través de ayudas directas de los fondos de desarrollo y de las medidas de mercado. Luis Planas, ministro de Agricultura ha subrayado que esta cantidad supone unos 6.800 millones de euros anuales de ayudas al sector, que no son subvenciones, y beneficiará a unos 700.000 perceptores. En opinión de Planas, el fondo de recuperación constituye la respuesta de la Unión Europea a los problemas derivados de la crisis tanto a corto como a medio y largo plazo. Además, según ha expuesto el ministro, este paquete presupuestario se complementará con las aportaciones del Estado y de las Comunidades Autónomas, por lo que sumará más de 50.000 millones de euros.
  • Estrategia de Respuesta Conjunta de la Cooperación Española a la crisis de la COVID-19: Se destinarán 1.700 millones de euros en dos años dirigidos especialmente a aquellas regiones con las que España tiene un compromiso particular, como América Latina y el Caribe, África, Oriente Próximo y la vecindad sur de Europa. Concretamente, 32 millones de euros irán destinados a Naciones Unidas, a su Agencia para los refugiados (ACNUR), a UNICEF y a ayuda humanitaria. Otros 85 millones servirán como apoyo, a través de microcréditos, para empresas en Honduras, Perú, Colombia, Mali y Senegal. Y un tercer paquete de fondos, de 120 millones, se destinará a reponer recursos en el Banco Africano de Desarrollo, el Banco Asiático de Desarrollo y el Banco Mundial, y a la condonación de deuda.

Lo que sí parece claro es que los sectores que más se beneficiarán de estas ayudas serán la movilidad, sanidad, las infraestructuras y la cadena agroalimentaria.

A nivel de la Unión Europea, el total del presupuesto de 750.000 millones de euros se repartirá del siguiente modo:

  • Instrumento para la Recuperación y Resilencia: 672.500 millones de euros, de los cuales 312.500 millones de euros serán en transferencias y 360.000 millones de euros serán en préstamos.
  • Programa React EU: 47.500 millones de euros en transferencias.
  • Plan Horizonte Europeo: 5.000 millones de euros en transferencias.
  • Programa Invest EU: 5.600 millones de euros en transferencias.
  • Plan de Desarrollo Rural: 7.500 millones de euros en transferencias.
  • Fondo para la Transición Justa: 10.000 millones de euros en transferencias.
  • Programa Rec EU: 1.900 millones de euros en transferencias.

Qué condiciones deberá cumplir España para acceder al Fondo de Recuperación Europeo

Los países de la Unión Europea más afectados por la crisis del Coronavirus han sido España e Italia que deberán cumplir con una serie de condiciones para acceder al Fondo de Recuperación Europeo.

Así, se establece que los países remitirán sus planes a la Comisión Europea, y estos tendrán que ser aprobados por una mayoría cualificada de los veintisiete estados miembro de la Unión Europea. Después, a la hora de autorizar el desembolso de cada tramo de ayuda, si un país o varios tienen dudas, podrán elevar la cuestión a una cumbre de líderes, con lo que el pago se paralizará hasta que lo hayan abordado.

Asimismo, se limita la aplicación de la condicionalidad para acceder a los fondos al fraude e irregularidades relacionadas con la auditoria de los beneficiarios de proyectos comunitarios y el 30% del gasto del presupuesto y del fondo de recuperación debe apoyarse en objetivos climáticos.

Recomendaciones de la Comisión Europea a España

Con carácter previo a este acuerdo, la Comisión Europea aprobó un listado de recomendaciones de cómo debería actuar cada país. El texto cuenta con tres bloques de recomendaciones.

En el primero de ellos, se solicita a España que aborde las medidas necesarias para sostener la economía y respaldar la posterior recuperación de forma eficaz, cuando las condiciones económicas lo permitan, España debe aplicar políticas presupuestarias destinadas a lograr situaciones presupuestarias prudentes a medio plazo y garantizar la sostenibilidad de la deuda, al tiempo que se fomenta la inversión. En todo caso, el Consejo pide reforzar la capacidad del sistema sanitario, su plantilla, infraestructuras y abastecimiento de material.

El segundo bloque de recomendaciones va dirigido a la consecución de medidas que protejan el empleo como los ERTES y el refuerzo de la protección del desempleo, especialmente en el caso de los trabajadores atípicos.

El último bloque va dirigido a la inyección de liquidez a las pymes y a los trabajadores autónomos; reducir la morosidad en los pagos de la administración a sus proveedores, anticipar los proyectos de inversión pública que se encuentran en una fase avanzada de desarrollo y promover la inversión privada para impulsar la recuperación económica, especialmente las relacionadas con la transición ecológica y digital, y particularmente en el fomento de la investigación e innovación, en la producción y utilización de fuentes de energía limpias y eficientes, la infraestructura energética, la gestión de los recursos hídricos y de los residuos y el transporte sostenible.

Finalmente, la Comisión Europea recomienda a España mejorar la coordinación entre los distintos niveles de gobierno, un asunto especialmente complejo en España, donde las competencias se reparten entre el Gobierno central, los autonómicos y los municipios.

Dinos tu opinión