Tradicionalmente, las hipotecas ligadas al Índice de Referencia de Productos Hipotecarios (IRPH) no han tenido una buena “fama” respecto a aquellas ligadas al Euribor por tener unos intereses más altos y falta de transparencia a la hora de ser contratadas. Ahora, el segundo de sus “defectos” ha sido ahora confirmado por la sentencia del Tribunal Supremo del pasado 21 de octubre, en la que se reconoce que, en la comercialización de las hipotecas ligadas al IRPH, no hubo transparencia por parte de la banca, pero no por ello las califica como abusivas.

Este fallo del Supremo estaba siendo muy esperado tanto por la banca, que temía que las hipotecas ligadas al IRPH fueran consideradas abusivas y, con ello, se diera lugar a reclamaciones masivas, como por los hipotecados con hipotecas ligadas al IRPH que esperaban que este índice fuera calificado como abusivo para poder reclamar judicialmente como ya sucedió hace varios años con las hipotecas con cláusula suelo. Sin embargo, las hipotecas ligadas al IRPH no han sido considerabas abusivas y la situación se mantiene sin cambios.

Llegados a este punto, ¿qué opciones tienen los hipotecados con hipotecas ligadas al IRPH para deshacerse de ellas?

Opciones alternativas a las hipotecas ligadas al IRPH

Actualmente, sólo hay dos caminos para los clientes que tienen hipotecas ligadas al IRPH:

  1. Esperar al contenido completo de la sentencia del Tribunal Supremo ya que de momento sólo se conoce que se ha reconocido la falta de transparencia y la no abusividad de este índice. Es probable, que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) se pronuncie al respecto y ese momento será en el que se deberá tomar la decisión de reclamar judicialmente o no, siempre teniendo en cuenta que, posiblemente, cada juez analizará cada caso en concreto.
  2. La subrogación: Siempre es posible transferir la actual hipoteca de una entidad bancaria a otra que ofrezca mejores condiciones pudiendo así cambiar el IRPH por un Euribor o por un tipo fijo e incluso desligarse de productos vinculados a la hipoteca. En este sentido, hay que tener en cuenta que la mayoría de los gastos de subrogación los asume el banco (notaría, registro y gestoría). En general, el cliente solo tiene que pagar la tasación de la vivienda y, si aparece en la escritura, la comisión que le cobre la entidad de la que se va. El coste de la comisión por subrogación puede ser de entre el 0,15% y el 1% sobre el capital pendiente de la hipoteca.

Diferencias entre IRPH y Euribor

Euribor VS IRPH. Esta es una disyuntiva a la que se enfrentaron muchos hipotecados en su momento a la hora de formalizar su hipoteca, ¿pero ¿cuál es la diferencia entre ambos índices hipotecarios? El IRPH es un índice avalado por el Banco de España y que tiene un funcionamiento similar al Euribor. La diferencia es que el IRPH se establece con el tipo medio al que las entidades colocaban sus hipotecas de más de tres años.

El principal problema surgió cuando se empezaron a inflar los precios de las hipotecas referenciadas al IRPH, mientras que los hipotecados referenciados a Euribor veían bajar su cuota cada vez más, las hipotecas con IRPH experimentaban lo contrario.

Actualmente, el IRPH está en un 1,7% mientras que el Euribor, desde el año 2016 se encuentra en tipos negativos hasta el -0,466%.

La diferencia entre IRPH y Euribor podría haber llevado a los hipotecados por IRPH a perder la friolera de 25.000 millones de euros, según la Asociación de Consumidores Especializada en la protección del Usuario Financiero (Asufin), aunque Goldman Sachs eleva esa cifra a 44.000 millones.

Dinos tu opinión