E l último Consejo de Ministros ha aprobado un techo de gasto no financiero para 2022 de 196.142 millones de euros con un incremento de 45 millones de euros respecto al año anterior; 26.355 millones de euros procedentes de las ayudas europeas y una transferencia de 18.000 millones de euros a la Seguridad Social. Esto es el paso previo para la confección, negociación y aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2022.

La aprobación de este techo de gasto no financiero supone un incremento del 0,02% frente a la de 2021 que ya de por sí supuso un aumento de un 53% interanual hasta alcanzar los 196.097 millones de euros.

Suspensión de las reglas fiscales también en 2022

Además de la aprobación de un techo de gasto no financiero de 196.142 millones de euros, el Ejecutivo ha anunciado que propondrá al Congreso de los Diputados la suspensión de las reglas fiscales y de déficit también para 2022. Esto supone que se permita no fijar objetivos de déficit y estabilidad ni reglas fiscales, sino solo tasas de referencia.

En cuanto al déficit para 2022 se ha establecido en un 5% para el conjunto de las Administraciones Públicas, que supone un 3,4% menos respecto al 8,4% con que se prevé cerrar el actual ejercicio 2021. La Administración del Estado asumirá la mayor parte de ese porcentaje, un 3,9%. La tasa para las comunidades autónomas se situará en el 0,6% y para las entidades locales se mantendrá en 0,3%. En lo que respecta a la Seguridad Social se espera reducir el déficit al 0,5% en 2022.

Negociación de los Presupuestos Generales del Estado para 2022

La aprobación del techo de gasto no financiero supone el pistoletazo de salida para las negociaciones para la confección y aprobación de los Presupuestos Generales para 2022 que, según palabras del Ejecutivo, serán “la consolidación de la recuperación económica y el blindaje del Estado de bienestar, clave para ensanchar la clase media, que es el verdadero motor de nuestro país». La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha señalado que es empeño del Ejecutivo construir una España más fuerte, más justa y más productiva «entre todos». De hecho, confían en que el crecimiento en 2022 sea del 7% y que 2021 finalice con crecimiento del 6,5%.

Dentro de esos PGE para 2022 se incluirá un aumento en la recaudación de impuestos del 4,6% tal y como ha adelantado María Jesús Montero.

Crecimiento del PIB del 2% en el segundo trimestre del año

La aprobación del techo de gasto no financiero para 2022 ha venido acompañada del anuncio de crecimiento del PIB del 2% en el segundo trimestre en base del informe de situación de la economía española que refleja una evolución muy positiva desde mediados de marzo. Estos datos hacen presagiar a la titular de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, que la segunda mitad del año se acentuará esa recuperación económica.

Este clima de optimismo tiene su base en la recuperación de trabajadores desde ERTES y la menor tasa desde hace nueve meses de trabajadores autónomos cubiertos por la prestación extraordinaria de cese de actividad, así como un aumento en las afiliaciones a la Seguridad Social que han registrado el mayor crecimiento de la serie histórica en el mes de junio, superando incluso los niveles de afiliación bruta de 2019.

Tanto es así que Calviño ha adelanto que todos los analistas prevén que España recuperará en 2022 el nivel de PIB previo a la crisis del Covid19 y que en 2023 se situará en la senda de crecimiento anterior.

Dinos tu opinión