L a cotización por ingresos reales para los trabajadores autónomos ha sido durante muchos años la reclamación estrella de este colectivo y, ahora, con el nuevo acuerdo de Gobierno adoptado por PSOE y Unidas Podemos parece que podía convertirse en realidad, pero ¿es viable la cotización por ingresos reales? Desde Arrabe Asesores analizamos los pros y contras de esta medida y la viabilidad de la misma.

El acuerdo adoptado por PSOE y Unidas Podemos contempla la entrada en vigor de la cotización por ingresos reales para autónomos. No obstante, se desconoce cuándo entrará en vigor este sistema ni los tramos ni baremos que se utilizarán para la cotización por ingresos reales.

Las asociaciones de autónomos, en contra de la cotización por ingresos reales para trabajadores autónomos

La cotización por ingresos reales para trabajadores autónomos choca con la oposición de algunas asociaciones de trabajadores autónomos. Así, la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) establece que este sistema a día de hoy no es factible enfrentándose a los siguientes límites:

  • Sólo se puede aplicar a 1,3 millones de trabajadores autónomos al no poder determinarse de manera precisa los rendimientos netos de más de 1,9 millones de autónomos.
  • Determinar si los ingresos reales se refieren a la facturación total o a rendimientos netos. En este sentido, ATA denuncia que la AEAT sólo posee datos de los rendimientos netos de 18 meses después del cierre del ejercicio fiscal por lo que esto podría ocasionar que la cotización se establezca sobre unos resultados anteriores que no tienen que corresponderse con la actividad del año en curso en el que se estaría cotizando.
  • No se aplicaría a los nuevos emprendedores al no existir un sistema de determinación de sus rendimientos netos en tiempo real ni referencias anteriores sobre las que determinar la cotización.
  • Los autónomos societarios cuyos ingresos están vinculados a una sociedad también generan problemas. Habría que determinar si los rendimientos netos son los correspondientes a su actividad como autónomo o los de la sociedad.
  • Los trabajadores autónomos familiares colaboradores también generan problemas: tienen rendimientos netos del autónomo principal, pero sin tener una referencia neta.

ATA denuncia que el sistema de cotización por ingresos reales sólo se podría aplicar al 40,5% de los autónomos y de esos, sólo 700.000 pagarían menos cuota que en la actualidad ya que el resto ya genera ingresos superiores al SMI.

La CIAE aplaude la implantación del nuevo sistema de cotización

Por su parte, la Confederación Intersectorial de Autónomos del Estado Español (CIAE), ha valorado positivamente la implantación del sistema de cotización por ingresos reales para trabajadores autónomos, pero propone algunas mejoras: que los autónomos durante su primer año de vida estén exentos de cotización y que aquellos que ingresan por encima de los 40.000 euros coticen en consecuencia.

No hay que olvidar que la cotización por ingresos reales para trabajadores autónomos es un arma de doble filo. Mientras los autónomos que facturan por debajo del SMI podrán ver reducida su cuota mensual, los que facturen por encima del SMI pagarán más cuota mensual.

De momento habrá que esperar cómo se articula el sistema de cotización por ingresos reales y las consecuencias que tendrá para los trabajadores autónomos.

Dinos tu opinión