L os trabajadores autónomos han sido uno de los colectivos más castigados por la crisis del Covid19, especialmente los de los sectores del turismo, hostelería y comercio, debido al Estado de Alarma declarado por el Gobierno el pasado 14 de marzo de 2020 y las posteriores restricciones impuestas por las autoridades durante la segunda y tercera ola del Covid19. Restricciones que han afectado a la actividad de muchos negocios, mermando sus ingresos y empeorando la situación económica y viabilidad de muchos profesionales que han provocado que los autónomos trasladen una serie de reclamaciones al Gobierno para mejorar su situación.

Esta delicada situación por la que atraviesan muchos trabajadores autónomos en España ha llevado a la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), liderada por Lorenzo Amor, a trasladar al Ejecutivo hasta 10 reclamaciones que los autónomos consideran necesarias para garantizar su supervivencia durante este año 2021. Desde Arrabe Asesores nos hacemos eco de estas reclamaciones que desde ATA han trasladado al Gobierno:

  • Prorrogar la prestación extraordinaria por cese de actividad para trabajadores autónomos hasta el 31 de diciembre de 2021: Actualmente, esta prestación está en vigor hasta el próximo 31 de mayo de 2021 pero se desconoce si Gobierno y agentes sociales negociarán una nueva prórroga en un escenario en el que la incidencia acumulada a 14 días por Covid19 se mantiene estable y a la baja mientras avanza la campaña de vacunación, aunque con muchos negocios a medio gas debido a las restricciones que están en vigor.
  • Paralización del contador para el acceso a la prestación extraordinaria por cese de actividad: Esta prestación está vinculada a la cotización por cese de actividad realizada por el trabajador autónomo en el pasado, de tal manera que, a medida que se disfruta de esta prestación se va consumiendo ese derecho. ATA pide que el contador se ponga a cero para que ningún autónomo vea limitado su acceso a la prestación por este motivo.
  • Prórroga de los ERTES hasta el 31 de diciembre de 2021: Actualmente, al igual que ocurre con la prestación extraordinaria por cese de actividad, los ERTES vencen el próximo 31 de mayo de 2021, sin conocer aún si habrá o no una nueva prórroga.
  • Ayudas directas para trabajadores autónomos, valoradas en 6.000 millones de euros: ATA reclama un programa de ayudas específico para los trabajadores autónomos que hayan visto reducida su facturación, al menos un 50%. Este programa podría estar compuesto de transferencias directas, compensación de las cuotas a la Seguridad Social o de los tributos.
  • Ampliación de los periodos de carencia y amortización de los créditos ICO.
  • Ampliación de los plazos de las moratorias, reestructuración de la deuda privada al igual que la pública y que sean más eficaces los procesos de exoneración de deudas.
  • Mayor control sobre la morosidad en las empresas y Administraciones Públicas.
  • Aplazamiento automático del pago de cotizaciones sociales e impuestos.
  • Deducibilidad de los gastos del teletrabajo como factura de la luz, agua, gas y teléfono como ya ocurre con las empresas o con los trabajadores autónomos que siempre han desarrollado su actividad en su domicilio.
  • Compatibilidad del cobro de la pensión con el trabajo cuando el trabajador autónomo tenga más de 66 años o haya tenido que cesar su actividad en 2021.
  • Eliminación de las trabas y mayores facilidades para el acceso a ayudas, subvenciones y licitaciones públicas.
  • Priorizar proyectos relacionados con la digitalización para acceder a los fondos europeos.

Estas reclamaciones de los trabajadores autónomos son, en definitiva, necesarias para garantizar la permanencia y supervivencia de muchos negocios que, como consecuencia de la crisis del Covid19, atraviesan importantes dificultades.

Dinos tu opinión