El Fondo de Recapitalización de Empresas afectadas por el Covid19 que cuenta con un presupuesto de 1.000 millones de euros está dirigido a las empresas medianas que tengan un importe neto de facturación de entre 15 y 400 millones de euros, de cualquier sector, con sede social en España y que estén atravesando dificultades de carácter temporal a consecuencia del Covid19, pero que sean viables a medio y largo plazo que y tuvieran solvencia antes de la pandemia.

Asimismo, estas empresas deberán cumplir con los siguientes compromisos:

  • Garantizar su supervivencia, al menos, hasta finales del mes de junio de 2022.
  • No podrán repartir dividendos, elevar los emolumentos de su alta dirección durante dos años, ni operar en territorios considerados como paraísos fiscales.
  • No podrán realizar acciones agresivas o comprar más de un 10% de empresas rivales hasta que no haya devuelto el 75% de la participación o del préstamo.
  • Los ajustes de personal deberán ser consensuados con los representantes de los trabajadores pero no estarán prohibidos.

Cómo funciona el Fondo de Recapitalización de Empresas

La gestión del Fondo corresponderá a la Sociedad Mercantil Estatal COFIDES, que cuenta con más de 32 años de experiencia en el sector financiero. El Fondo tiene un plazo de extinción de ocho años y operará a través de diferentes instrumentos financieros: préstamos participativos, las inversiones de capital y, como complemento a los anteriores, aportaciones en forma de deuda.

Las inversiones podrán oscilar, en el caso de pyme, entre 3 y 15 millones de euros, mientras que, si el perfil de la empresa responde a una mediana, la suma se incrementa entre 4 y 25 millones. Pero la participación en el instrumento, que se hará mayoritariamente a través de préstamos participativos y minoritariamente mediante entradas en el capital, tendrá su contrapartida: una participación del Estado en los beneficios futuros de las empresas asistidas.

Desde COFIDES informan que, «el día 28 se habilita una plataforma para la recepción de la información. A partir de esa fecha, toda la documentación, incluida el plan de negocio, pasará a un analista de Cofides y luego a una empresa de rating, que se encargará de verificar la información y asignarle un rating provisional a la operación. Si entra dentro de los parámetros marcados por el fondo, el expediente pasará a un grupo de quince analistas financieros y quince bufetes de abogados. Tendrán que hacer la due diligence en un tiempo limitado y dar luz roja o amarilla y que sea incontestable desde el punto de vista financiero como legal. De allí pasará a un Comité Técnico Interministerial que habilitará a Cofides para la firma de los contratos».

La gestión de este Fondo será similar a la que la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI) ha venido haciendo en los últimos meses con el Fondo de apoyo a la solvencia de empresas estratégicas de 10.000 millones de euros.

Con este Fondo se espera cerrar en torno a 100 operaciones antes de que finalice el año, lo que arrojaría una ayuda media (préstamo o capital) de 10 millones de euros.

La tramitación de cada expediente tardará entre dos o tres meses hasta ser aprobado por un comité interministerial y el plazo para el reparto de ayudas finalizará el 31 de diciembre de 2021 aunque es posible que sea prorrogado.

Dinos tu opinión