L a crisis económica provocada por la propagación del Coronavirus (COVID-19) ha provocado que, en los últimos meses, muchos trabajadores autónomos se vean en la necesidad de cesar temporalmente su actividad accediendo así a la prestación extraordinaria por cese de actividad para trabajadores autónomos.

Para acceder a esta prestación era necesario, además de cumplir algunos requisitos de facturación, haber estado dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) de la Seguridad Social durante el último año. Mientras se cobre esa prestación, el autónomo no tiene que pagar su cuota mensual y además recibe una ayuda económica. No obstante, ¿Qué ocurre con el alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) de Hacienda? ¿Hay que darse de baja durante el tiempo que duró el cese temporal de actividad?

La Dirección General de Tributos ha resuelto esta problemática en la Consulta Vinculante V1815/2020 en la que confirma la obligatoriedad de continuar con el alta en el IAE. La baja en este impuesto sólo se realizaría en caso de un cese total y definitivo de la actividad. Así lo establece la DGT que insiste en que «el hecho de que el consultante perciba una prestación extraordinaria por reducción en la facturación superior al 75% no implica por sí sola el cese en el ejercicio de la actividad de que se trate».

Por tanto, mucho cuidado con tramitar la baja en el IAE cuando la actividad no ha cesado de manera definitiva ya que puede dar lugar a comprobaciones y actuaciones por parte de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT).

Antes de tomar cualquier decisión de tipo empresarial o en caso de tener cualquier duda, siempre es recomendable contactar con un asesor especializado como Arrabe Asesores. Si necesita asesoramiento, puede contactar con nuestro Despacho para pedir presupuesto en el teléfono 917 140 489.

Dinos tu opinión