El Impuesto de matriculación en 2022 aumentará después de que el 1 de enero de 2022 finalice la moratoria aprobada por el Ejecutivo este año como consecuencia de la enmienda del PDeCAT en la nueva Ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal para eliminar la subida del Impuesto de Matriculación en 2021 con los votos a favor del PP, Vox, Esquerra Republicana, Ciudadanos, PRC y el propio PDeCAT; los votos en contra de PSOE y Unidas Podemos y la abstención de PNV. Desde el 1 de enero de 2022 se volverá a los tipos de gravamen contemplados en esta Ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal.

El fin de la moratoria provocará que los vehículos que emitan más de 120 gramos de CO2 por kilómetro pasarán a pagar el Impuesto de Matriculación cuando hasta la fecha estaban exentos con motivo de esa moratoria. Esto encarecerá el precio de hasta 312.079 vehículos si tenemos en cuenta las cifras de ventas de vehículos de este 2021, facilitadas por Faconauto, asociaciones representativa de los concesionarios de coches. En concreto, podríamos estar hablando del encarecimiento de entre 800 y 1.000 euros de media por cada nuevo vehículo matriculado.

Tipos de gravamen del Impuesto de Matriculación 2021

Con la entrada en vigor de la normativa de emisiones WLTP, el impuesto de matriculación se incrementaría hasta un 4,75% para los modelos que, a día de hoy, están exentos del pago de este impuesto. Desde el 1 de enero de 2022, los tipos de gravamen del impuesto de matriculación serán los siguientes:

  • 0% para vehículos con emisiones menores o iguales a 120 g/km de CO2..
  • 4,75% para vehículos con emisiones entre 121 – 159 g/km de CO2.
  • 9,75% para vehículos con emisiones entre 160 – 199 g/km de CO2.
  • 14,75% para vehículos con emisiones mayores a 200 g/km de CO2.

No obstante, a partir del 1 de enero de 2022 parece claro que habrá cambios significativos que afectarán al bolsillo de los futuros compradores. De hecho, el Plan de Impulso a la Cadena de Valor del Sector de la Automoción, de ayudas al sector de la automoción, ya contempla ayudas a la compra de vehículos, posiblemente para frenar ese aumento del precio de compra de los nuevos vehículos.

Dinos tu opinión