E l Ministerio de Hacienda y Función Pública y la Comisión Europea han firmado un acuerdo a través del cual el Ejecutivo se compromete a aprobar, antes del último trimestre de 2022, una legislación para el ajuste del periodo de cómputo ampliándolo para el cálculo de la pensión de jubilación, es decir, un aumento de los años mínimos de cotización para poder acceder a la pensión de jubilación.

Así, frente a los 25 años de cotización que se tienen en cuenta a la hora de calcular la pensión, con la nueva legislación se aumentará ese número de años, endureciendo el acceso a la pensión para algunos solicitantes, aunque otros podrían verse beneficiados si en esta nueva reforma se incluya la posibilidad de poder elegir los mejores años de cotización como las carreras laborales afectadas por la crisis económica de 2008 que perdieron su empleo, y que posteriormente se han visto expulsadas por completo del mercado laboral o se han encuadrado en empleos peor remunerados, esta ampliación sería beneficiosa al recoger más años buenos de su carrera laboral frente a las carreras laborales que han sido claramente ascendentes en términos de remuneración, para las cuales sería perjudicial de cara al cálculo de las cuantías, dado que cogería más de los primeros años de vida laboral, con peor base reguladora.

Esta medida fue muy criticada hace unos meses cuando ya se adelantó que podría ser aprobada. En concreto, en una estimación de un aumento de hasta los 35 años para el cálculo de la pensión de jubilación, estaríamos ante recortes en las pensiones de un 8,6% para los asalariados y del 10% para los trabajadores autónomos. En concreto, esta medida tendría un impacto diferente según estemos ante rentas altas o bajas. Así, una renta alta perdería 3.450 euros de media al año y una renta baja perdería entre 641 y 2.025 euros anuales.

Como contrapunto a esto, desde el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones barajan dos opciones: las lagunas de cotización y la posibilidad de elegir los mejores años de cotización.

Destope de las bases máximas

En ese acuerdo operacional firmado entre el Ejecutivo y la Comisión Europea se contempla también el destope de las bases máximas para aquellos con ingresos superiores a los 45.000 euros que implicará un aumento progresivo de la base máxima de cotización del sistema y la adaptación de las pensiones máximas para ampliar la base de cotización y la progresividad del sistema y aumentar los ingresos globales.

Aumento del 0,6% en las cotizaciones sociales de los trabajadores

Junto con ese aumento en los años de cotización para el cálculo de la pensión de jubilación, también entrará en vigor, con total seguridad a pesar del rechazo de la patronal, el aumento del 0,6% en las cotizaciones sociales de los trabajadores. Un ajuste temporal durante 10 años que servirá para hacer frente al pago de las pensiones de la generación del Baby Boom.

Esta medida se incluye dentro de la regulación del Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI) que sustituye al anterior Factor de Sostenibilidad que ligaba las pensiones a la esperanza de vida. La convalidación de este MEI por parte de Europa requerirá que se demuestre su eficacia con la publicación de proyecciones actualizadas que muestren cómo las reformas de las pensiones emprendidas en 2021 y 2022 garantizan la sostenibilidad fiscal a largo plazo teniendo en cuenta también el impacto de otras reformas estructurales, como las reformas del mercado laboral.

Estos compromisos entras a formar parte del acuerdo operacional entre España y la Comisión Europea para la concesión de los 70.000 millones de euros de ayudas europeas necesarias para acometer los planes de reformas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia aprobado hace unos meses por la Comisión Europea. Esto quiere decir que es de obligado cumplimiento y si el Ejecutivo no aprobara esta medida (junto con la aprobación de la reforma laboral, la aprobación del Mecanismo de Equidad Intergeneracional, los Planes de Pensiones de Empleo, el nuevo sistema de cotización por ingresos reales para trabajadores autónomos o la subida de las bases máximas de cotización) en los plazos fijados estarían en juego los 70.000 millones de euros en ayudas europeas que España tiene pendiente de recibir.

Oposición de Unidas Podemos y de ATA a esta medida

El acuerdo al que ha llegado el Ejecutivo con la Comisión Europea para elevar el periodo de cómputo del cálculo de las pensiones de jubilación no ha contado con la aprobación de Unidas Podemos que ha denunciado que esta medida no está incluida ni el acuerdo de coalición ni ha sido negociada con los agentes sociales.

Tampoco está a favor de esta medida la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) cuyo presidente, Lorenzo Amor, ha denunciado que esta medida puede suponer una pérdida en las pensiones de los autónomos de entre un 10% y un 14%.

Dinos tu opinión