En la nueva prórroga de los ERTES por causas de fuerza mayor, el Gobierno ha creado dos nuevas modalidades de ERTES: el ERTE por impedimento de actividad y el ERTE por limitaciones, regulados ambos en el Real Decreto – Ley 30/2020, de 29 de septiembre, de medidas sociales en defensa del empleo. Estas dos modalidades, junto con el ERTE por causas de fuerza mayor y el ERTE por causas ETOP se podrán aplicar hasta el próximo 31 de enero de 2021.

Nuevo ERTE por impedimento de actividad

El nuevo ERTE por impedimento de actividad está dirigido a empresas que no puedan desarrollar su actividad como consecuencia de las nuevas restricciones o medidas adoptadas, tanto por autoridades nacionales como extranjeras, a partir del 1 de octubre de 2020.

En este sentido, empresas que se hayan visto obligadas a cerrar sus negocios, como consecuencia de algunas de las medidas o directrices adoptadas por autoridades tanto municipales, como autonómicas, así como a nivel estatal, podrán solicitar el ERTE por impedimento de actividad. Un ejemplo muy claro serían las empresas dedicadas al sector del ocio nocturno que, se vieron obligadas a cerrar en el pasado mes de agosto.

El ERTE por impedimento de actividad viene a sustituir al anterior ERTE por rebrote, después de que la utilidad de ésta haya quedado reducida por el aumento del número de contagios por Coronavirus (Covid19). En un primer momento, este tipo de ERTE tenía sentido cuando los contagios afectaran a una empresa, al ser rebrotes más localizados, pero el avance de la pandemia ha obligado al Ejecutivo a plantearse la necesidad de este nuevo ERTE por impedimento de actividad.

Exoneraciones de cotizaciones sociales

Las empresas que cumplan los requisitos para solicitar este tipo de ERTE, tendrán exoneraciones en sus cotizaciones a la Seguridad Social durante el periodo de cierre y hasta el 31 de enero de 2021. El porcentaje de esta exoneración será del 100% de la aportación empresarial durante el periodo de cierre y hasta el 31 de enero si tienen menos de 50 trabajadores y del 90% si tienen 50 trabajadores o más.

exoneracioens-erte-impedimento

Cómo solicitar el ERTE por impedimento de actividad

Con este tipo de ERTE, al ser completamente nuevo, las empresas que se hayan visto afectadas por alguna restricción que obligue a la suspensión de su actividad, deberán solicitarlo a la autoridad laboral. Esto, independientemente de que ya tuvieran en vigor otro ERTE de cualquier otro tipo. Si estuvieran en esa situación, deberán renunciar al anterior ERTE y solicitar el ERTE por impedimento de actividad.

De este modo, las limitaciones que existen para los ERTES nacerán de nuevo desde cero. Es decir, la prohibición de despedir durante seis meses arrancará de nuevo, aunque ya hubiera tenido algún ERTE en vigor.

Desde Arrabe Asesores le recomendamos contactar con nuestro Despacho para el análisis de los requisitos para poder aplicar los nuevos ERTES hasta el 31 de enero de 2021.

Dinos tu opinión