En estos días los pensionistas están recibiendo la paga extra de Navidad, pero 75.000 de esos pensionistas la recibirán con una desagradable sorpresa al ver recortada dicha paga en hasta 400 euros por la aplicación estricta de los criterios de embargos del Ministerio de Hacienda, que ha empezado a ejecutar sobre el importe de la prestación.

Este recorte es consecuencia de la aplicación por parte de la Dirección General de Tributos (DGT) de retenciones con importes superiores a los que venía aplicando cuando la pensión está afecta a un embargo por deudas con la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT). Concretamente, los 75.000 pensionistas que tienen parte de su pensión embargada por deudas con el fisco han sido los afectados por este recorte.

Así, desde Hacienda puntualizan que “lo que ha sucedido en el mes de diciembre es la estricta aplicación legal del criterio mantenido en diversas consultas tributarias desde el año 2016 y por la propia Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social en 2018″. Hacienda indica que el criterio de embargos ya se aplicaba sobre los nuevos pensionistas y lo que ha sucedido ahora es que se ha extendido al resto, evitando «tratos discriminatorios».

No obstante, fuentes del Ministerio de Hacienda recuerdan que los embargos no se aplican sobre pensiones de importe inferior al Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Por su parte, en las pensiones superiores al SMI, a la primera cuantía adicional se detraerá el 30% hasta que suponga el doble del SMI; para las superiores, cobrará el 50% hasta el umbral del triple del SMI; en los montantes que rebasen esta cantidad, retendrá el 60% hasta llegar a cantidades que supongan cuatro veces el SMI; para las superiores se aplicará un 75% mientras que, para cantidades superiores a cinco veces el SMI, el porcentaje será del 90%.

Dinos tu opinión