L a implantación de la jornada laboral de cuatro días semanales vuelve a estar sobre la mesa después de que Más País votara a favor en el Congreso de los Diputados del Real Decreto – Ley que regula la gestión de los fondos europeos (y que ha sido aprobado con los apoyos mínimos) a cambio de que el Gobierno estudiara de nueva la implantación de una jornada laboral de cuatro días semanales.

El apoyo de Más País al Real Decreto – Ley de gestión de las ayudas europeas no ha sido gratuito. Íñigo Errejón, portavoz de Más País ha pactado con el Gobierno la puesta en marcha de un proyecto piloto a nivel nacional para la reducción de la jornada laboral en las empresas. Concretamente, el proyecto dependerá del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y contará con 50 millones de euros para guiar a las empresas en la reducción de las jornadas laborales de su plantilla.

Precisamente, el importe destinado a ese proyecto coincide exactamente con el que se iba a destinar para la implantación de la jornada laboral de cuatro días a la semana, contenida en la enmienda presentada por Más País a los Presupuestos Generales del Estado para 2021, enmienda que finalmente no fue incluida en el proyecto final y que fue descartada por el Ejecutivo.

Ahora, tras el acuerdo logrado entre Más País y el Ejecutivo, esta medida se retoma con el objetivo de fomentar la implantación de este tipo de jornada laboral que ya está presente en la empresa española Software DEL SOL.

Complemento de reducción de jornada durante tres años

Poco a poco, vamos conociendo más detalles sobre la implantación de la jornada laboral de cuatro días a la semana. Según informan desde El Economista, este proyecto incluiría un complemento por reducción de jornada que sería variable durante tres años y que compensaría los costes salariales de las empresas adscritas al plan. Concretamente, se trata de un programa de reducción de jornada laboral de 32 horas semanales sin reducción salarial que ya aplican en España algunas empresas y que busca impulsar la innovación y la I+D+i en el sector industrial así como garantizar la conciliación y la salud laboral.

El objetivo de este complemento es compensar en el corto y medio plazo a la empresa, que podría experimentar un eventual incremento de los costes salariales debido a que los salarios de los trabajadores se mantendrían igual y podría tener que contratar a más empleados. Así, este complemento (sufragado con 50 millones de euros anuales), se cubriría cubrir el 100% de la diferencia en el coste salarial por hora trabajada que tiene la empresa participante durante el primer año, el 50% durante el segundo y el 25% durante el tercero.

Para optar a este proyecto de jornada laboral de cuatro días a la semana, las empresas deberán comprometerse a mantener o incrementar su plantilla y los niveles salariales. Y todo ello a través de un concurso de concurrencia competitiva que sería evaluado por un consorcio público privado compuesto por entidades gubernamentales responsables de las ayudas, agentes sociales, académicos, grupos de investigación o consultorías.

Aún se desconoce cuándo podría ver la luz, pero tanto Gobierno como Más País ya han cerrado una primera reunión para negociar este proyecto piloto para la reducción de la jornada laboral en las empresas y el impulso de la jornada laboral de cuatro días semanales.

Dinos tu opinión