El Consejo de Ministros celebrado el pasado 3 de diciembre de 2021 aprobó el Anteproyecto de Ley de Empleo que aspira a ser la respuesta a las actuales necesidades del mercado laboral y la llave para combatir las actuales debilidades estructurales del mercado de trabajo como el desempleo juvenil y fomentar las políticas activas de empleo.

La aprobación de esta Ley de Empleo, que deberá superar una segunda vuelta dentro del Consejo de Ministros y después su correspondiente tramitación parlamentaria, se sumaría a la reciente aprobación de la reforma laboral, con lo que se espera lograr una auténtica revolución del actual mercado laboral.

Este Anteproyecto de Ley de Empleo incluye las siguientes medidas:

  • La transformación del SEPE en Agencia Española de Empleo para agilizar la prestación de servicios y ahondar en la transformación digital, que todas las instituciones implicadas en las políticas de empleo se doten de unos recursos humanos suficientes y que tengan una formación especializada adecuada a los servicios que prestan. La futura agencia estatal, los servicios de las Comunidades Autónomas y los servicios públicos de empleo deberán ofrecer una cartera básica de servicios en materia de orientación, formación, intermediación y asesoramiento para el empleo.
  • Las empresas comunicarán las vacantes a los servicios de empleo. Se trata de un ejercicio de transparencia que permitirá mejorar el acceso al empleo y, además, hacer un seguimiento efectivo de las necesidades del mercado de trabajo.
  • Un profesional tutor, debidamente cualificado, prestará a las personas demandantes de empleo una atención individualizada en todo el itinerario formativo y profesional que se haya diseñado para mejorar su empleabilidad.
  • Acuerdos y Recomendaciones Específicas para el Fomento del Empleo Digno que se formularán por la Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos laborales.
  • Creación de la Oficina del Análisis del Empleo para fomentar la investigación, el estudio y el asesoramiento en materias relativas a las políticas de empleo y la elaboración, publicación y divulgación de documentos en torno al empleo y la ocupación que puedan resultar útiles al Sistema Estatal de Empleo.
  • La perspectiva de género en las políticas de empleo. La actuación de los organismos públicos y privados de empleo se dirigirá a promover la igualdad efectiva de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y en las carreras profesionales y a evitar cualquier discriminación, directa o indirecta, entre personas usuarias de los servicios de empleo.
  • Ampliación de la lista de colectivos de atención prioritaria para las políticas de empleo. La condición de colectivo prioritario determinará el establecimiento de objetivos cuantitativos y cualitativos que deberán establecerse simultáneamente a la identificación. Periódicamente, en el seno de la Conferencia Sectorial de Empleo se evaluará la evolución del cumplimiento de tales objetivos, a los efectos de proseguir con las mismas acciones, o adaptarlas para una mejor consecución de los objetivos propuestos.

Este Anteproyecto de Ley deberá superar ahora una segunda vuelta en el Consejo de Ministros para su total aprobación y remisión a las Cortes Generales, ya a mediados de 2022.

Dinos tu opinión