E l Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y los agentes sociales, formados por CEOE, Cepyme, Comisiones Obreras y UGT han firmado el Pacto para la Reactivación Económica y el Empleo, un conjunto de compromisos, que dependerán en todo caso del diálogo social, que tienen como objetivos primordiales reactivar el empleo, transitar hacia una economía verde y digital y diseñar un plan de financiación empresarial, todo ello para luchar contra los efectos negativos derivados de la crisis del Coronavirus (COVID-19).

Pedro Sánchez ha destacado que este acuerdo “es un excelente indicador de la salud democrática de nuestro país y un mensaje de confianza que nos enviamos a nosotros mismos, pero sobre todo a nuestros socios europeos».

La CEOE y Cepyme han recibido este acuerdo con gran optimismo, al tiempo que han rechazado de plano el anuncio del Gobierno de una posible subida de impuestos a grandes empresas y a contribuyentes con rentas altas. Han apuntado que “la subida a las grandes empresas también repercute en las pequeñas y puede lastrar el crecimiento económico y la inversión”.

El Pacto para la Reactivación Económica y el Empleo cuenta con quince líneas de actuación que serán abordadas en próximas reuniones entre el Gobierno y los agentes sociales.

15 compromisos en el Pacto para la Reactivación Económica y el Empleo

  1. Impulsar la reincorporación a las empresas de los trabajadores afectados por los ERTE, primando los ajustes de capacidad en horas de trabajo y no en empleos.
  2. Desarrollar mecanismos eficaces para la formación y recualificación de los trabajadores de cara a su capacitación, en particular en el ámbito digital y tecnológico.
  3. Establecer un marco adecuado para el teletrabajo o trabajo a distancia y el cumplimiento de la conciliación laboral.
  4. Desarrollar un marco adecuado para los ERTE por causas ETOP.
  5. Un pacto por la industria que permita al país su imprescindible reindustrialización.
  6. Impulsar la transición “verde” del conjunto de sectores productivos y la economía circular, apostando por la colaboración público privada y la inversión en la industria, la agricultura y en servicios competitivos.
  7. Impulsar la digitalización de la economía.
  8. Modernizar las políticas activas de empleo con el fin de reorientar los recursos correspondientes hacia un sistema eficaz de apoyo personalizado, formación y recualificación de los trabajadores.
  9. Apoyar el desarrollo de la economía social y el sistema de cuidados.
  10. Apoyo a los trabajadores autónomos.
  11. Modernización del marco laboral para minimizar el impacto sobre el empleo de futuras crisis.
  12. Asegurar el reforzamiento de los servicios públicos en los distintos niveles de la Administración, especialmente en el servicio sanitario y el sistema de dependencia.
  13. Abordar las necesarias adaptaciones para el refuerzo y la garantía de sostenibilidad y suficiencia a largo plazo del sistema público de pensiones, protegiendo así su poder adquisitivo.
  14. Impulsar medidas eficaces para aflorar la economía sumergida, luchando contra el fraude, la precariedad y la evasión fiscal.
  15. Reactivar las mesas de diálogo social ya constituidas e incorporar medidas tendentes a la creación de empleo.

Todos estos compromisos serán estudiados y analizados entre el Ejecutivo y los agentes sociales a través del diálogo social, después de haber logrado acordar el incremento del SMI hasta los 950 euros mensuales o la prórroga de los ERTES y de la prestación extraordinaria por cese de actividad.

Dinos tu opinión