E l Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha anunciado que está estudiando penalizar a las empresas y empresarios que den de baja en la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) a sus trabajadores los fines de semana y durante sus vacaciones con el objetivo de ahorrarse las cotizaciones sociales de esos días. Así lo ha manifestado el ministro José Luis Escrivá en una conferencia en Nueva Economía Forum.

Esta medida, consistiría en elevar el coste que supone para las empresas y empresarios dar de baja en la TGSS a trabajadores, cuando dicha baja coincida con los días de fin de semana y el alta se produzca el lunes posterior o cuando tenga lugar en el tiempo de vacaciones del trabajador. Esta práctica, que es más habitual de lo que debería, es rechazada por completo por Escrivá que ha manifestado que “se trata de una práctica intolerable, y claramente vamos a penalizarla».

Para poner coto a esta práctica, Seguridad Social está trabajando en la creación de una tasa que se cobraría a las empresas y empresarios en el momento de dar de baja el contrato cuando esta práctica se entienda que se realiza para eludir el pago de cotizaciones sociales. Por ejemplo, si es una práctica habitual dar de baja el contrato todos los sábados y volver a darlo de alta todos los lunes. Se cobraría una tasa por cada baja que se dé en un contrato, especialmente en empresas o empresarios con una alta rotación en sus contratos.

En la actualidad ya existe una sobrecotización en los contratos de menos de cinco días de duración del 40% para penalizar esta práctica pero que, por lo que parece, no está teniendo la eficacia esperada. Es más, se ha observado que uno de cada cuatro contratos eventuales tiene una duración de siete días o menos.

De momento, esta medida de penalizar a las empresas sin cotizaciones sociales los fines de semana está en una fase de estudio y se desconoce cuándo podría entrar en vigor.

Dinos tu opinión