E l Gobierno y los agentes sociales están negociando una nueva prórroga de los ERTES más allá del mes de septiembre. La situación sanitaria actual provocada por el Coronavirus (COVID-19) y la lenta recuperación económica de un gran número de empresas y profesionales, afectados por la crisis económica de los últimos meses, hace más patente y cercana una prórroga de los ERTES por causas de fuerza mayor y ERTES por causas ETOP más allá del mes de septiembre.

Empresarios, sindicatos y el propio Gobierno están en plenas negociaciones para esta nueva prórroga y ya han sido varias las propuestas presentadas tanto por el Gobierno como por la patronal. No obstante, el consenso todavía no se ha logrado, ni en cuanto a la fecha ni a las características de esta nueva prórroga.

Qué es lo que solicita la patronal en la nueva prórroga de los ERTES

A la primera reunión que inició estas negociaciones, la patronal, liderada por la CEOE y Cepyme, llegó con una propuesta de prórroga de los ERTES muy clara: prorrogar los ERTES hasta el mes de junio de 2021 y que esta prórroga fuera general para todos los sectores económicos, no estando limitada a aquellos más perjudicados.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, reclama que los ERTES se prorroguen indiscriminadamente hasta el mes de junio de 2021. No obstante, considera que se le debe dar un tratamiento especial a las empresas de los sectores más perjudicados como turismo y hostelería.

Asimismo, Garamendi ha alertado que, de no aprobarse una nueva prórroga de los ERTES, las empresas estarán abocadas a realizar despidos que darán lugar a prestaciones por desempleo y paro.

La patronal madrileña (CEIM) va un paso más allá y reclama medidas que permitan un fácil transito del ERTE al ERE cuando las indemnizaciones por despido de trabajadores pongan en riesgo la viabilidad de la empresa. Para ello, pide que el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) pague el 50% del coste de estas indemnizaciones

El Ministerio de Trabajo es favorable a prorrogar los ERTES hasta enero de 2021

Por su parte, el Gobierno inició las negociaciones para una nueva prórroga de los ERTES con una propuesta sobre la mesa: las medidas de flexibilización de los ERTES seguirán en vigor todo el tiempo que sea necesario.

La titular de trabajo destaca la figura de los ERTES de rebrote que seguirán en vigor para todos los sectores, mientras sea necesario y apuesta por un modelo de ERTE en el que los porcentajes de la prestación de desempleo vayan en aumento y no en detrimento. Esto es lo que sucede en países como Alemania, al contrario que en España que, al sexto mes de ERTE, los trabajadores pasan de cobrar del 70% al 50% de la base reguladora, un recorte que el Gobierno quiere eliminar y que en la última propuesta del Gobierno se contempla que estas prestaciones sean del 60% de la base reguladora (en lugar del actual 50%).

La última propuesta del Gobierno es prorrogar los ERTES hasta finales de enero de 2021, pero con algunas matizaciones. En principio, su intención es limitarlos a empresas de una serie de actividades económicas, aún por determinar, así como a compañías de otros sectores pero que demuestren depender de las primeras. Para considerarse empresa «especialmente afectada por la pandemia» y seguir con un ERTE de fuerza mayor sin pertenecer a los sectores que se fijen en el texto definitivo se deberá demostrar que, durante 2019, el 50% del negocio ha venido de empresas sí incluidas o documentar otro tipo de circunstancias que acrediten esa dependencia. Estas empresas disfrutarían de unas exoneraciones en las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social superiores al 80%.

Aunque aún se desconoce si, finalmente, esta prórroga irá dirigida a todos los sectores o sólo algunos, la última propuesta del Gobierno es la de prorrogar los ERTES sólo para los sectores del turismo y la cultura.

Acabar con el “contador a cero” de las prestaciones por desempleo

En la última propuesta facilitada por el Ejecutivo ha planteado su deseo de acabar con el “contador a cero” de las prestaciones de desempleo, que provocaría que, a partir de esa nueva prórroga, los trabajadores en ERTE comenzarían a consumir paro. Esto afectaría al cobro de futuras prestaciones de desempleo.

No obstante, Yolanda Díaz ha afirmado que «lo que hemos diseñado en la norma es que los trabajadores acogidos a un ERTE, si en el futuro son despedidos, se les repondrá hasta 180 días de la prestación. A cualquiera de los trabajadoes que han estado en ERTE, si lo despiden, le repondremos seis meses de prestación y ese mecanismo se mantendrá para quien ha estado en ERTE desde el 15 de marzo hasta que dure la prórroga».

Asimismo, también ha planteado a la patronal y sindicatos que, los trabajadores que estén en ERTE, cobren el 60% a partir del sexto mes (en lugar del 50% que es lo que marca la normativa actual).

La prohibición de despedir por Covid19 se prorrogará hasta diciembre de 2020

En la última propuesta presentado por el Gobierno a los agentes sociales también figura la prórroga de la prohibición de despedir, por causas del Covid19, hasta el 31 de diciembre de 2020, regulado en el artículo 2 del Real Decreto – Ley 9/2020, de 27 de marzo, por el que se adoptan medidas complementarias, en el ámbito laboral, para paliar los efectos derivados del COVID-19.

Del mismo modo, también se contempla la prórroga hasta el 31 de diciembre de 2020 de la interrupción del cómputo de la duración máxima de los contratos temporales afectados por el Covid19 y el Plan MeCuida con medidas de flexibilización para trabajadores con hijos a cargo.

Creación de una prestación extraordinaria para trabajadores fijos discontinuos

La última propuesta del Gobierno a los agentes sociales incluye la creación de una prestación extraordinaria por fin de campaña para personas con contrato fijo discontinuo afectadas por un ERTE.

 

Dinos tu opinión