E l Ministerio de Trabajo y los agentes sociales tienen muchas asignaturas pendientes que deberán acometer antes de que finalice el año, plazo marcado por la Comisión Europea para que el Ejecutivo lleve a cabo las reformas contenidas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia como la reforma del contrato en prácticas cuyo último borrador presentado por el Ministerio de Trabajo es de fecha de 11 de octubre.

En este último borrador se aglutinan las propuestas de reforma que parten del Ministerio de Trabajo, las que provienen de los sindicatos y las emanadas de la patronal, sin precisar qué propuesta procede de cada una de las partes

Retribución del contrato en prácticas

En esta última propuesta, el Ministerio reduce la retribución del contrato en prácticas para que sea «la fijada en el convenio colectivo aplicable a la empresa para estos contratos o, en su defecto la del grupo profesional y nivel retributivo correspondiente a las funciones desempeñadas». En la anterior propuesta del mes de julio se contempla que debería ser la “»fijada en el convenio colectivo para el grupo profesional y nivel salarial correspondiente a las funciones desempeñadas».

Reducción en la duración del contrato en prácticas

La duración del contrato en prácticas dependerá de la formación cursada por el trabajador. Así, si estamos ante titulados universitarios la duración será de máximo un año; si son de Formación Profesional la duración será de seis meses como máximo y los que cuenten con un certificado de profesionalidad tendrán un contrato de tres meses de duración.

En la anterior propuesta del Ejecutivo, estos tres tipos de formación daban lugar a contratos de una duración máxima de un año.

Criticas de los sindicatos

La última propuesta del Ministerio de Trabajo no ha sido bien recibida por los sindicatos por varios motivos: el primero de ellos la no fijación de una edad máxima para acceder al contrato formativa en régimen de formación dual limitándolo a los mayores de 25 años de edad y sin que hayan transcurrido hasta cinco años desde la obtención del título frente a los tres años marcados en la propuesta.

Por otro lado, los sindicatos se enfrentan al horario de los estudiantes contratados en formación dual que consideran excesivo: hasta el 65% de la jornada máxima prevista en el convenio colectivo en el primer año y hasta el 85% en el segundo año. Los sindicatos plantean que en ambos casos sea del 50%.

Como ocurre con otras negociaciones que están actualmente en vigor como la derogación de la reforma laboral o la regulación de los contratos temporales, la aprobación de la reforma del contrato en prácticas dependerá del consenso entre el Ejecutivo, los sindicatos y la patronal.

Dinos tu opinión