E l debate sobre el incremento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) sigue activo. Tras muchas idas y venidas, la última postura del Gobierno al respecto es la de posponer hasta el segundo trimestre del año 2021 el debate sobre la subida o no del SMI para 2021. Así lo ha confirmado María Jesús Montero, portavoz del Ejecutivo,  que considera que hay que «actuar con inteligencia y no se puede ignorar la situación económica que atraviesa el tejido productivo ante el próximo semestre, que se presenta complicado».

Asimismo, ha puntualizado que «ahora no es el momento de hacer una previsión certera sobre este asunto y se puede revaluar la situación en el próximo semestre para tomar la decisión más correcta».

Sin lugar a dudas, la delicada situación económica, la oposición de los empresarios y el miedo a despidos masivos han sido determinantes para la postergación del debate sobre el incremento del SMI.

Recordemos que la postura de Unidas Podemos y el Ministerio de Trabajo es la de incrementar el SMI hasta los 1.000 euros mensuales en 14 pagas, pero la sección socialista del Ejecutivo, con Nadia Calviño y Pedro Sánchez a la cabeza, apostaban por congelar el SMI para 2021 al considerar que no es el mejor momento para aprobar este incremento. Tras varios desencuentros, tal y como informan desde El Economista, el Gobierno propuso a la patronal que el incremento del SMI parea 2021 fuera del 0,9%, equivalente a la inflación prevista para 2021 y al igual que la revalorización de las pensiones y la subida del sueldo de los empleados públicos. Sin embargo, finalmente este debate se pospone hasta el segundo trimestre de 2021.

De llegar a producirse el nuevo incremento del SMI hasta los 1.000 euros mensuales en 14 pagas, sería el tercero que acomete el Ejecutivo actual en tan sólo tres años después de que en 2019 pasara el SMI de 735,9 a 900 euros y en 2020 de 900 a 950 euros. Así, en tres años se habría incrementado el SMI hasta en un 33% si esta nueva subida llega a aprobarse.

Estos incrementos responden al objetivo del Gobierno de coalición de elevar el SMI hasta el 60% del sueldo medio en España, que supondría situar al SMI en aproximadamente unos 1.200 euros.

No obstante, aún se desconoce si pesará más la postura del Ministerio de Trabajo, de elevar el SMI hasta los 1.000 euros o decantarse por un incremento del 0,9%. Es probable, según han traslado fuentes de Unidas Podemos que esta subida se apruebe en la última reunión de Consejo de Ministros del año 2020.

Críticas de la patronal a un posible SMI de 1.000 euros mensuales

La patronal es totalmente contraria al incremento del SMI por considerar que no es el mejor momento teniendo en cuenta la situación de crisis económica y financiera que atraviesan muchas empresas y negocios por la crisis del Covid19.

Es más, apuntan que, si se llega a aprobar el incremento del SMI en 1.000 euros mensuales, esto implicarían un aumento de los costes salariales de empresas y profesionales que podrían optar por reducir su plantilla.

No obstante, de momento, la patronal ha confirmado que no ha recibido ninguna propuesta por parte del Ejecutivo para el incremento del SMI para 2021.

Los sindicatos se oponen a la congelación del SMI

Por su parte, los sindicatos ya han manifestado su oposición a que el SMI quede congelado en 2021. Unai Sordo, Secretario General de Comisiones Obreras, ha denunciado que «Comisiones Obreras no va a aceptar que se congele el salario mínimo interprofesional en 2021, cuando tenemos el compromiso del Gobierno de que llegue al 60% del salario medio al final de la legislatura, cuando debería situarse entorno a los 1.100 euros al mes». En la misma línea se ha manifestado Pepe Álvarez, Secretario General de UGT que ha pedido al Gobierno que «siga en la senda de aumento del salario mínimo, que nos lleve a que al final de la legislatura a que esta retribución sea del 60% del salario medio».

Dinos tu opinión