L a crisis del Coronavirus (COVID-19) ha generado mucha incertidumbre en el mercado laboral con un gran número de negocios cerrados; otros a puntos de echar el cierre y miles de trabajadores en ERTE que aún desconocer el momento en el que podrán volver a su puesto de trabajo y, sobre todo, en qué condiciones lo harán.

Esta situación ha llevado a muchos trabajadores en ERTE a valorar la posibilidad de darse de alta como trabajador autónomo en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y emprender un nuevo negocio, siempre compatibilizándolo con la prestación por desempleo que recibe por seguir en ERTE. ¿Es esto posible? ¿Puede un trabajador en ERTE darse de alta como trabajador autónomo? Desde Arrabe Asesores analizamos esta posibilidad que barajan muchos trabajadores en ERTE.

Sí. Si se puede compaginar estar en ERTE y cobrar la correspondiente prestación por desempleo con darse de alta como trabajador autónomo en el RETA, pero con unos límites: solo se pueden compaginar ambas situaciones por un máximo de 270 días o por el tiempo inferior pendiente de percibir y solicitarlo a la entidad gestora en el plazo de 15 días a contar desde la fecha de inicio de la actividad por cuenta propia.

¿Y qué ocurre si el trabajador e ERTE comienza a trabajar en otra empresa?

También puede darse la situación de que el trabajador, que sigue en ERTE, le surja la oportunidad de trabajar en otra empresa mientras sigue en ERTE. Esto es legal, pero se le interrumpirá la prestación por desempleo, siempre que sea a jornada completa durante un tiempo inferior a 12 meses.

En el caso de que el trabajo que encuentre el trabajador sea a tiempo parcial y esté en situación de desempleo como consecuencia de un ERTE suspensivo, el trabajador deberá suspender la prestación o solicitar la compatibilización al ser un trabajo de menos horas.

No obstante, hay que destacar que es posible que exista prohibición expresa de no competencia o exclusividad con la empresa.

En cualquier caso, el trabajador tiene que comunicarlo al SEPE para que no se generen pagos indebidos, y una vez finalizada la relación laboral por decisión de la empresa, el trabajador tendrá la posibilidad de reanudar la prestación suspendida dentro de los 15 días.

Dinos tu opinión