La Comunidad de Madrid ha modificado la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid que incluye la eliminación de la mayoría de licencias urbanísticas obligatorias para la edificación de edificios en la región que, a partir de ahora, se sustituirán por declaraciones responsables como ya sucede en otras Comunidades Autónomas.

Las licencias urbanísticas en la Comunidad de Madrid solían concederse en un plazo medio de 12 meses, dando lugar a importantes retrasos y costes que eran repercutidos finalmente al comprador de la vivienda. Concretamente, se estima que la eliminación de estas licencias urbanísticas podría suponer un ahorro al comprador de hasta 13.000 euros de media.

Pero la eliminación de estas licencias urbanísticas no sólo beneficiaría a los compradores, también a la Administración que, según varias estimaciones y estudios, perdía en materia de impuestos y tributos de la CAM unos 203 millones y en el caso del Ayuntamiento de Madrid, la pérdida era de 10 millones de euros.

No obstante, la eliminación de la mayoría de licencias urbanísticas de la Comunidad de Madrid no supone la inexistencia de trámites y burocracia para la edificación de un inmueble en la región, pues será necesario presentar una declaración responsable, aunque ésta se resolverá de un modo casi automático. Además, las licencias estatales seguirán en vigor como hasta ahora.

La medida ha sido muy aplaudida por el sector inmobiliario

La modificación de la Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid ha sido recibida con optimismo por el sector inmobiliario que, confía en que a partir de la entrada en vigor de la misma, el pasado 4 de noviembre, los plazos de entrega de promociones se acorten, rebajando los precios y pudiendo dar acceso a los más jóvenes que, al retrasar tanto la entrega de viviendas y “engordar” su coste, no podían acceder a una vivienda.

Dinos tu opinión